Autos del Grupo Volkswagen: ¿Por qué comparten tecnología y mecánica?

Con la fusión o aglutinación de varias marcas bajo un mismo grupo automotriz, algunos carros usan la misma tecnología y motor para ahorrar costos.

portadadevolkswagen

Hay marcas que cambian completamente cuando son compradas por otra. Prácticamente, pierden su identidad para adoptar el estilo, la carrocería y el motor de aquella. Sin embargo, cuando un grupo automotriz adquiere otra empresa más pequeña pero no quiere deshacerse de ella, esos carros siguen manteniendo su identidad pero empieza a compartir mecánica con sus compañeros de grupo. Es el caso, por ejemplo, del Grupo Volkswagen.

Así, es fácil encontrar carros que sean idénticos en mecánica, tecnología y accesorios entre marcas pertenecientes a un mismo grupo. Lo único que varía es la carrocería y la estética, que cada marca mantiene como propia. Esto es así porque las empresas buscan reducir costos y, a su vez, mantener la imagen de todas sus marcas.

grupovolkswageninterior1

El caso del Grupo Volkswagen es uno de los más llamativos por la cantidad de marcas que aúna. Un ejemplo es el del Volkswagen Golf, el Audi A3 y el Seat Leon. Estos tres hatchback comparten prácticamente todo. Para el comprador es algo bueno porque puede adquirir un Seat Leon a menor precio que el Audi A3 sabiendo que, salvo la carrocería y los detalles, está comprando el mismo auto.

El motor que usan todos los vehículos de este grupo es fabricado por Audi. El propulsor puede variar de nomenclatura según la marca, pero no deja de ser la misma mecánica. Y lo mismo ocurre con la tecnología, que también es alemana. En este caso, estos tres compactos cuentan con un motor 2.0 con cuatro cilindros en línea y 16 válvulas.

grupovolkswageninterior2

El diseño de la carrocería sí es específico de cada fabricante. Sólo falta que el usuario elija el auto que más le gusta y el que más se adapte a su capacidad económica. Es otra manera de externalizar y de aprovechar las fábricas y plantas de ensamblaje ya construidas.