¿Quién aparca mejor? ¿Un asistente de conducción o tú?

Según la asociación automotriz americana (AAA), el 80% de los americanos se muestra bastante confiado sobre sus habilidades a la hora de aparcar en paralelo y desconfían de los sistemas de aparcamiento automático. Pero, ¿tienen motivos para estarlo?

sistema aparcamiento

La Asociación Automotriz Americana (AAA) y el Club del Automóvil del Centro de investigación automotriz del Sur de California, llevaron a cabo una serie de pruebas para comprobar quién era más eficiente a la hora de aparcar; ¿un conductor humano o una máquina?

Para ello, se tomaron en cuenta cinco modelos de autos con asistentes de aparcamiento; un Lincoln MKC, un Mercedes-Benz ML400 4Matic, un Cadillac CTS-V Sport, un BMW i3 y un Jeep Cherokee Limited (todos ellos modelos de 2015).

Y los resultados de las pruebas fueron muy reveladores… Según se pudo comprobar, los conductores que hicieron uso de los asistentes de aparcamiento golpearon o rozaron los bordillos un 80% menos y fueron capaces de aparcar un 10% más rápido que los conductores que estacionaron por ellos mismos, y eso contando que disponían de cámara de visión trasera para ayudarse.

Los sistemas de aparcamiento automático obtuvieron mejores puntuaciones en cuestiones como la precisión o la velocidad para aparcar. 

sistema aparcamiento 2

Pero no solo eso; los asistentes de aparcamiento realizaron muchas menos maniobras que los conductores (un 47% menos) para estacionar el auto correctamente. Hubo incluso algún asistente que logró aparcar en una sola maniobra.

Aunque la tecnología no siempre es perfecta. Las pruebas también mostraron que los asistentes dejaban los autos demasiado pegados a la acera. En ocasiones, la distancia que separaba a los autos del bordillo era de apenas una pulgada, cuando lo recomendable es que existan como mínimo 8 pulgadas de separación para evitar daños en los neumáticos.

UNA CUESTIÓN DE FALTA DE CONFIANZA
A pesar de lo que digan los números o los resultados de test como el realizado, los conductores siguen sin confiar totalmente en este tipo de sistemas y prefieren aparcar por ellos mismos. Como dijo Napoleón, “si quieres algo bien hecho, hazlo tú mismo”.

Sin embargo, esta afirmación contradice la tendencia que estamos viendo hace ya algunos años de incluir cada vez más tecnología en los nuevos modelos. Osea, por un lado los clientes buscamos que los nuevos autos incluyan cada vez más tecnología, pero por otro no estamos preparados para ceder el control del vehículo en ciertas situaciones. ¿Estaremos corriendo demasiado?

De hecho, un estudio realizado este año por J.D Power, reveló que el 20% de los dueños de nuevos autos jamás había utilizado 16 de las 33 aplicaciones tecnológicas que tenían a su alcance. Además el 39% de los entrevistados aseguró que no quería un sistema de aparcamiento automático, pero el 82% sí mostró interés por los asistentes de aparcamiento.

La diferencia entre ambos es que en el primero el conductor cede el control total al sistema, mientras que en el segundo el auto te ayuda a aparcar, pero no lo hace por tí. Esto nos da una idea de hasta dónde estamos dispuestos los conductores a ceder el mando. La pregunta es, ¿estaremos algún día preparados para ponernos en manos de los autos autónomos y ceder el control por completo?

Fuente: Fortune.com