Señales de tránsito: herramientas valiosas e incomprendidas

La mala señalización puede favorecer los accidentes y congestionar calles. ¿Son bien usados en el Perú estos instrumentos de seguridad vial?

Conductor o peatón confundido ante confusas señales de tránsito

El alto número de accidentes de tránsito y la congestión en nuestras calles está comúnmente asociado a faltas cometidas por los conductores. Sin embargo, valga reconocer que, fuera del error humano algo más podría estar haciéndose mal en cuanto a seguridad vial. Ese puede ser el caso de la señalización.

Podemos decir en primer lugar que la entidad encargada de "regular, organizar, instalar, mantener y renovar los sistemas de señalización y de semáforos" en Lima, es la Subgerencia de Ingeniería del Tránsito, órgano de la Municipalidad de Lima que pertenece a la Gerencia de Transporte Urbano (GTU). Esto es según el artículo 107 de la ordenanza Nº 812-MML.

No obstante, también es cierto que a la Municipalidad de Lima sólo le corresponde la señalización de las vías principales, mientras que las aledañas son tarea de las municipalidades distritales. Pero el punto, sea quien sea el responsable institucional, es que los funcionarios parecen no conocer el verdadero significado de las señales o las colocan mal.

Así lo cree, por ejemplo, Juan Carlos Dextre, ingeniero de la PUCP, experto en seguridad vial. En su libro "El lenguaje vial: el lenguaje de la vida", Dextre sostiene que quienes colocan las señales de tránsito en nuestro país muchas veces no están capacitados para esa función.

"Las autoridades estatales o municipales de tránsito se apartan con frecuencia del sistema oficial cambiando las formas, los signos, los colores, los puntos de ubicación obligatorios, e incluso llegan a inventar señales, lo que causa toda clase de conflictos y, a veces, siniestros", menciona Dextre en su citado libro, que promueve la seguridad vial.

Entre los errores más comunes en señalización, el ingeniero pone de ejemplo el caso de la señal R-9, conocida popularmente como "voltear en U". Esta es una señal de tipo prescriptiva de obligación, lo cual quiere decir que ordena terminantemente que se haga algo.

Conductores haciendo caso omiso de la señal voltear en U

La señal R-9 o "voltear en U" no permite, sino ordena que se realice dicha acción

"Al enfrentar una señal prescriptiva de obligación algunos usuarios creen que esta (...) les permite hacer lo que el signo indica, o sea, hacerlo o no hacerlo según su libre elección", señala Dextre en su libro. Y, precisamente, es lo que ocurre con la R-9: los conductores y muchas veces, las autoridades, asumen que esta señal no obliga a "voltear en U".

Cuéntanos, todoautero, ¿te has topado con una señal mal colocada? ¿En qué calle o avenida?