Mitsubishi Eclipse: La decadencia de un distinguido deportivo

Empezó con pie derecho: atractiva figura y buen rendimiento. Con todo, solo llegó hasta la 4ta generación ¿Que le sucedió al Mitsubishi Eclipse?

mitsubishi-eclipse

¿Recuerdan esa escena de Rápidos y Furiosos en la que el protagonista apuesta su auto en una carrera a cambio de ganarse el dinero y el respeto de todos? Pues ese vehículo era nada más y nada menos que un Mitsubishi Eclipse del año 1995, aunque tuneado, hay que decirlo. No pudo ganar, pero vaya que llegó a ser respetado. Y a propósito, ¿cómo le fue al Eclipse en la vida real?

El Mitsubishi Eclipse entró al mercado a comienzos de 1990 llamando mucho la atención: era un coupé deportivo con estética moderna, rebosante de juventud y con tracción a las cuatro ruedas. Su segunda generación también siguió con esa filosofía, tuvo un importante rediseño e incorporó un nada despreciable motor 6V que llegaba hasta 210 cv.

Luego vendría la que para muchos marcó el comienzo del fin: su tercera generación. ¿Qué ocurrió? En primer término, disminuyeron las ventas de autos de dos puertas, mientras el precio del Mitsubishi en cuestión continuó subiendo constantemente. Pero las razones más importantes de este declive son el haberse vuelto más grande, más pesado y que se le haya dejado solo con tracción delantera.

Brent Romans, un importante editor periodístico del mundo automotriz, dijo de aquella generación: “El Mitsubishi puede estar bien para quien esté con ganas de un auto de dos puertas, confortable y a la moda para pasear por allí. Pero, en ese caso, ¿Por qué no simplemente se compra un Toyota Camry? Considere mucho su decisión antes de sentarse en un Eclipse”.

Posteriormente, vendría la cuarta generación: la estocada final. Aquella vez no era especialmente rápido, ni bien construido, ni interesante de manejar. Tampoco hubiera podido ser de otra manera, si tenemos en cuenta que esta versión pesaba entre 136 y 158 kilos más que su antecesora. Su look también se empezaba a ver desgastado y desaliñado.

mitsubishi-eclipse

Por eso no fue sorpresa que se haya pronosticado la muerte del Eclipse para el 2013. Su versión final fue la del 2011-2012. Además, Mitsubishi lanzó un modelo de despedida en EE.UU., llamado SE (Special Edition), el cual llevaba un decorado exterior singular, con logos SE, llantas de 18” especiales y espejos retrovisores también especiales.

Quienes probaron la última versión dijeron que no era un mal carro y que había recuperado la frescura y buena performance de sus dos primeras generaciones. Sin embargo, para entonces Mitsubishi ya tenía puesto su norte en modelos más pequeños y eficientes, así como en autos eléctricos e híbridos.