Bólidos de la F1; así ha sido su evolución desde 1950

Retrocedemos más de seis décadas hasta los inicios de la Fórmula 1 (F1), allá por 1950, para repasar los avances y las evoluciones más importantes que han venido experimentando los monoplazas de esta competencia

Evolucion autos de la F1 portada

 

Los inicios de la Fórmula 1

Los primeros en competir en la mítica competencia eran autos de carreras mucho más sencillos donde el motor se encontraba en la parte delantera y la posición del piloto estaba más atrasada, confiriéndoles ese característico aspecto alargado que se recuerda.
 
Las carrocerías eran redondeadas, sin apenas formas angulosas (muy al contrario que hoy día). En esa década destacaron algunos fabricantes que comenzaron a hacer pruebas y a innovar, como Mercedes con su W196 en 1954 con una versión carenada y muy diferente de los primeros bólidos.
 
Evolucion autos de la F1 1950

Primer gran avance: motor trasero

El primer gran cambio lo pudimos ver en 1959 cuando la escudería de Charles y John Cooper se atrevió con algo insólito; en lugar de colocarlo en la zona delantera (como el resto de competidores), lo situaron en la trasera. Así, el piloto debía colocarse más adelante de lo acostumbrado. Esta nueva configuración y repartición de pesos dio resultado, ya que ese año uno de estos autos ganó la competición.
 
Evolucion autos de la F1 1959

Años 60: Autos más estilizados y vía libre a los alerones

Llegan los años 60 y los monoplazas se estilizaron, especialmente en la zona delantera, donde comienzan a verse apéndices aerodinámicos (especialmente gracias a Colin Chapman que era un diseñador e inventor de automóviles). Y ¡voilá! Los autos corrían más que antes gracias a una menor resistencia al viento. 
 
Evolucion autos de la F1 1960
 
Además Lotus descubrió dos grandes avances; por un lado las ventajas del chasis monocasco de aluminio y por otro la introducción en la carrocería de pequeños alerones (Lotus 49B Mónica 1968).
 
Esto abrió la veda y todos los fabricantes participantes se volvieron ‘locos’ introduciendo sus propias pruebas en sus modelos. De repente, todo el mundo quería tener todo tipo de alerones para mejorar su aerodinámica. Por supuesto, no todos los casos eran muy eficientes, como se puede ver en el  caso de la imagen a continuación (algo totalmente impensable hoy día).
 
Evolucion autos de la F1 1961

Años 70: Un poco de control, por favor

La organización de la competición llegó a la conclusión de que había que ponerle puertas al campo y limitar la presencia de alerones porque aquello se estaba yendo de las manos. Por ese motivo, en 1970 se regular la utilización de alerones y los diseños vuelven a ser más ‘controlados’.
 
De nuevo Lotus (tras haber causado la fiebre por los alerones en la década anterior), vuelve a hacer la jugada, pero esta vez con la incorporación de sistemas de refrigeración en los laterales del auto. Muchos se lanzan otra vez a copiar la idea de forma que su utilización se extiende en la F1. Durante los 70’s se sigue experimentando con las tomas de aire y algunos incluso las colocan justo detrás de los pilotos, aunque no duran mucho tiempo.
 
Evolucion autos de la F1 1975
 
Otra característica de la década de los 70`s son las grandes llantas traseras (visiblemente mayores a las delanteras) coronadas por generosos alerones.
Mientras, en 1977 Renault introduce el primer motor turboalimentado (¿les suena?) y un año después, en 1978 a Colin Chapman (del que les hablamos antes) se le ocurrió que cuanto más pegado se encontrara el auto al asfalto, más estabilidad y adherencia tendría este en las curvas y por tanto podría alcanzar más velocidad. Esto supuso otra gran revolución en la F1.
 

Años 80: Hola, fibra de carbono

Si hoy día no es raro encontrar modelos de gama media con ciertos componentes fabricados con fibra de carbono, allá por los 80’s este material era un total desconocido en el mundo del automóvil. Un desconocido hasta que a McLaren decidió sorprender a todos con el desarrollo del primer chasis monocasco de fibra de carbono.
 
Evolucion autos de la F1 1980
 
Este avance, al igual que el de los elementos aerodinámicos como alerones, se extendió como la pólvora entre el resto de participantes gracias a su gran ligereza y resistencia; dos cualidades altamente apreciadas en la F1.
 
En esa década los alerones se siguieron haciendo algo más pequeños y las tomas de aire que antes aparecían tras los pilotos ahora se transforman en pequeños arcos antivuelco.

Años 90: La controversia de las ayudas tecnológicas

En esta década la tecnología es cada vez más avanzada y los bólidos de F1 incorporan sistemas cada vez más sofisticados. Sin embargo, en 1994 la FIA decide prohibir todos los sistemas electrónicos. Una medida arriesgada y, sin duda, muy controvertida que tuvo efectos colaterales muy lamentables. Tras esa decisión tuvieron lugar algunos de los accidentes más terribles de la F1 como el que causó la muerte del mítico Ayrton Senna. Tras estos accidentes, se diseñaron cabinas con protección extra para los pilotos.
 
En el campo del diseño, la parte delantera si ‘sube’ un poco para que no quede tan cerca de la pista y se añaden deflectores de viento laterales a la carrocería. En la imagen a continuación una curiosa imagen de un Ferrari de 2018 y uno de 1990. 
 
Evolucion autos de la F1 1990

Cambio de milenio: Nuevos excesos aerodinámicos

Desde el punto de vista de la carrocería los autos de carreras de Fórmula 1 volvieron a vivir (o a sufrir) en sus 'carnes' las pruebas de los diseñadores para aumentar la aerodinámica de los vehículos. Así se llegó al extremo en 2008 de incorporar cornamentas en distintas zonas del bólido para, una vez más, tratar de luchar contra la fuerza del viento y arañarle unas décimas de segundo al cronómetro durante las carreras. Hubo algunos modelos que llegaron a incorporar las cornamentas en varias zonas de la carrocería al mismo tiempo.
 
 Evolucion autos de la F1 2008
 
Llegados a este punto, la organización volvió a limitar su uso y, a partir de 2009, las carrocerías volvían a ser más minimal y sin tanto elemento añadido. Mientras tanto, los alerones delanteros se colocaban ocupando todo el ancho del vehículo.

A partir de 2010, fiebre verde

En 2013 se incorporó a la Fórmula 1 un sistema de recuperación de energía cinética que fue todo un acierto y que hoy podemos ver en algunos modelos avanzados de gama alta. Además se introdujeron los primeros motores híbridos, aunque sufrieron bastantes críticas por no estar al nivel de lo que se espera en la F1.
 
¿Qué os ha parecido? Os dejamos con un curioso vídeo de Autocosmos de la evolución de llos monoplazas a lo largo de su historia donde podréis ver muchos de los avances mencionados en este post:
 
 
Fuente: Top Gear
 
 
Si quieres recibir nuestro boletín semanal, puedes suscribirte de forma gratuita haciendo clic aquí. Asimismo, no te olvides de seguirnos por Facebook y de suscribirte a nuestro canal oficial de Youtube