TodoAutos

Rally Dakar 2013, camiones, rutas, recorridos, noticias y pilotos

Gerard de Rooy va por el bicampeonato de camiones del Dakar 2013

Gerard de Rooy

El piloto holandés Gerard de Rooy quiere obtener el bicampeonato mundial en la edición 2013 del Rally Dakar que arrancará en nuestro país.

Una de las categorías más competitivas del Rally Dakar es la correspondiente a la división de peso pesado, es decir, la de camiones. Las dimensiones, peso y potencia que manejan estos gigantes motorizados, de más de ocho toneladas, compaginadas con las complejas y sinuosas geografías de la costa sudamericana, como las dunas de Pisco, exigen el máximo nivel de aplomo, entrega y destreza por parte de los valerosos participantes.

Dentro de esta  legendaria casta de los señores de los camiones hay un hombre que destaca por encima de los demás, nos referimos al actual campeón del Rally Dakar 2012 en dicha categoría, Gerard de Rooy, piloto y director deportivo del Team Iveco, el mismo que ha sido capaz de romper con la hegemonía rusa del equipo Kamaz, que tenía en su haber 9 de los últimos 12 títulos.

Este holandés de 32 años, que también es dueño y administrador de una empresa de transporte internacional llamada Transportes de Rooy, lleva en la sangre la tradición familiar de los camiones, ya que al igual que él, que logró coronarse el 2012 con el máximo reconocimiento del Dakar, su padre, el mítico Jan de Rooy, hizo lo propio en el año de 1987, 25 años antes.

Para la edición 2013 del Rally Dakar, que tendrá inicio en nuestro país, el piloto holandés tiene pensado repetir el plato del triunfo al volante de su poderoso Iveco PowerStar, un camión de 840 hp de potencia y 3.600 Nm de torque.

No obstante, pese a las prestaciones motorizadas de su camión y su gran experiencia  en  este tipo de desafíos, el actual campeón reconoce que la competencia será dura, sobre todo por la armada rusa de Kamaz, por lo que es consciente que hay que tomarse cada etapa del Rally Dakar 2013 con calma y estructurar una estrategia de equipo para poder neutralizar la ofensiva de rivales de calibre mundial.