Te mostramos 3 opciones de financiamiento para comprar un auto nuevo

Nuestro sistema bancario nos da algunas opciones de financiamiento para poder comprar un auto nuevo. Si no las conoces, aquí te las explicamos

comprar-auto-financiamiento

Por: Giancarlo Rodríguez
@Gnkrlo_01

¿Este 2015 piensas comprar un auto? Años atrás no hubiéramos dudado en aconsejarte que te arriesgues, pero con la desaceleración económica que estamos pasando y el precio del dólar subiendo, es mejor pensarlo más dos veces antes de pedir un préstamos en alguna entidad bancaria. Para evitar que te equivoques y puedas escoger bien la forma como quieres pagar tu carro te vamos a mostrar algunas de alternativas de financiamiento.

¿Crédito vehicular o personal?

Aunque la respuesta sea obvia, existen mucha gente que se ha preguntado esto antes de comprarse un auto nuevo. Para tenerlo claro, el crédito vehicular es la mejor forma de adquirir un vehículo 0 km ¿por qué? Al quedar el carro en prenda, comprarlo nos saldrá más barato que si lo hacemos por medio de un préstamo personal. Para probar esta teoría pongamos un ejemplo.

Deseas comprar un auto de $ 20 000, tienes de inicial solo $ 4 000 y deseas financiar los $ 16 000 restantes en 36 meses. Consultando la web comparabien.com.pe el crédito vehicular de Falabella cobra la menor tasa de interés y mensualidad ($ 583), incluyendo el seguro vehicular. Hicimos lo mismo con un préstamo personal y la Caja Cusco (que no incluye seguro) tiene la cuota mensual más económica ($ 549), a ese monto sumale el precio por asegurar un carro de ese valor que puede costar entre $ 150 y $ 1 000 , dependiendo de la cobertura que desees.

Fondos colectivos

Este tipo de financiamiento es para quienes no tienen apuro en tener el auto de inmediato. En nuestro país los más conocidos son: Pandero, Maquisistema y Promotora Opción. Para entrar a este sistema, el cliente deberá inscribirse para obtener un certificado de compra (el monto de la inscripción y certificado varían dependiendo de la empresa y el carro que deseamos). Cabe mencionar que en este mecanismo el seguro vehicular no viene incluido en la compra.

Ahora bien, en este sistema el usuario puede acceder al auto a través de un sorteo o remate. Si nos adjudicamos el carro por sorteo y somos uno de los primeros, el costo financiero es mucho menor que el de un banco. En cuanto al remate, este le permite al cliente reducir el tiempo de pago o disminuir el monto de las mensualidades.

Leasing americano

Si bien esta forma de adquirir un auto nuevo es relativamente nueva ya ha captado el interés de varias personas. ¿Cómo funciona este tipo de financiamiento? A rasgos generales, el carro es comprado por el banco pero el que tiene los derechos de uso es el cliente. Luego de dos o tres años, el contrato le permite a la persona devolver, renovar el vehículo o comprarlo a un “precio residual”.

¿A qué nos referimos con “precio residual”? Si la persona opta por la última opción y quiere comprar el auto, el monto que deberá pagar resulta de la resta entre el valor original del carro (que incluye intereses y gastos asociados al uso del bien) y los pagos que realizó el usuario por el concepto de renta. Si bien esta modalidad resulta interesante, la ventaja más destacable de este tipo de financiamiento es poder adquirir un vehículo sin la necesidad de contar con el valor total de carro que deseamos.

Fuente: elcomercio.pe / Ricardo Serra

También te puede interesar