Compra Inteligente: Qué debo saber para que este crédito me beneficie

Un representante del BCP nos ofrece algunos alcances sobre la forma adecuada de entender esta interesante alternativa de crédito vehicular.

Dante Lindley habla sobre la  compra inteligente

Desde que apareció en nuestro país hace un año, el sistema de Compra Inteligente del Banco de Crédito del Perú (BCP) puede haber generado una serie de preguntas, dudas y resistencias por parte de uno que otro cliente habituado al clásico crédito vehicular. Así las cosas, no nos vendría nada mal escuchar algunas precisiones acerca de aquel sistema y, con mayor razón si esta información proviene del mismo banco que lo trajo por primera vez al Perú.

Para tal efecto, asistimos hace poco a una explicativa charla en donde el gerente del Centro Financiero Automotor del BCP, Dante Lindley, detalló los beneficios de la Compra Inteligente, prestando atención a todo aquello que pudiera ocasionar confusión en los clientes. Este representante del BCP rescató, entre una serie de virtudes, las cuotas más bajas que se pagan bajo ese sistema y la posibilidad que ofrece de renovar el automóvil.

Pago inicial y cuota “especial”

Esta peculiar forma de crédito exige, en el BCP, un aporte inicial del 20% del valor del carro que deseamos adquirir. Inmediatamente, el banco nos ofrece financiar un 30% o 40% del costo total, nos lo divide en dos o tres años (24 o 36 cuotas) y reserva una cuota especial al final en la que pagaremos el 50% o 40% que resta del precio del vehículo.

En el caso de comprar un auto de US$ 10,000, si se cobra una inicial del 20%, el cliente estaría pagando US$ 2,000 inicialmente. Luego, lo que el banco financia son US$ 3,000 del restante y el otro 50%, que para este caso son US$ 5,000, los deja para la cuota número 25. Recuerda: son 24 cuotas de la otra mitad.

También debes tener en cuenta que todo el monto, a excepción de la inicial, es al que se le aplican intereses. “¿Por qué (el cliente) tiene que pagar intereses por los US$ 8,000? Porque, evidentemente, lo que el banco le está prestando es eso, no le está prestando US$ 3,000 (...) Así y todo, la cuota sale 45% más baja”, aclara Lindley.

Tres opciones, dos recomendables

Por otro lado, son tres opciones las que te ofrece el sistema al finalizar el pago de las 24 o 36 cuotas: 1. Te quedas con el carro asumiendo el pago del 50% o 40% restantes, a través de un refinanciamiento que el BCP te ofrece. 2. Te reenganchas con el sistema de Compra Inteligente, es decir, adquieres otro carro bajo las condiciones que el banco exige. 3. Devuelves al auto sin costo adicional, siempre y cuando cumplas los acuerdos iniciales.

No obstante, lo que el BCP recomienda es el reenganche o, en todo caso, la devolución, pues según Lindley, aunque puedes refinanciar tu crédito y “tienes la posibilidad de quedarte con el carro sin ningún problema (...) terminas de pagar dependiendo del plazo del préstamo de refinanciamiento, pero podría ser a tres años, o sea, en cinco años el carro sería tuyo”.

“Sería como si hubieras sacado un crédito convencional a cinco años. De repente en ese caso te hubiese convenido desde el comienzo sacar un crédito convencional y no una Compra Inteligente”, recomienda sobre este punto el gerente del BCP.

¿Crédito o Compra Inteligente?

El BCP, valga la aclaración, te ofrece en las concesionarias la opción de comprar tu auto a través de un crédito vehicular regular o mediante la Compra Inteligente. De acuerdo a su representante, Lindley, el personal apostado en estos centros de venta de automóviles siempre te ofrecerá ambas posibilidades para que puedas elegir la que más te conviene.

“Nosotros a las concesionarias de vehículos vendemos ambos créditos. Eso hay que tenerlo bien claro. No solo vendemos Compra Inteligente, sino crédito convencional. Lo que sucede es que el crédito convencional también lo vendemos en las oficinas, la Compra Inteligente solo en las concesionarias, no en oficina”, subraya el gerente.

Respetar el proceso

Así mismo, Lindley recomienda tener bien clara la decisión que se tomará cuando se llegue a la cuota 25 o 37, pues así haremos que el programa de Compra Inteligente sea lo más eficiente posible para nosotros. “Todo se puede hacer, pero lo ideal, para que sea económicamente atractivo para el cliente es que se ciña a los plazos y a los porcentajes que acá decimos”, señala.

“Nosotros recomendamos que den 20% de inicial, que se queden los 24 o 36 meses y que al final recién haga lo que tiene que hacer. Si no, probablemente le convenga un crédito vehicular convencional y no una Compra Inteligente”, resuelve el gerente, ya que después de todo “el producto está armado para que sigas estos pasos y que te convenga de esta manera”.