El crecimiento de Škoda a nivel mundial es muy rápido.

Škoda está en el mercado desde fines del siglo XIX. Aunque en un inicio fabricó bicicletas ymotocicletas, desde 1905 comenzó a producir automóviles.

skoda

A inicio de la década de los noventas, el gobierno de la entonces Checoslovaquia decide que la marca se fusione con un socio fuerte del extranjero. En 1991, Škoda se convirtió en la cuarta marca del Grupo Volkswagen.

Con el paso de los años, la marca ha ido agarrando viada y ha comenzado a ser aceptada en los lugares donde se vende dicho vehículo.

Hoy, en el 2011, la empresa ha ido creciendo y no solo a nivel de República Checa, sino a nivel Europeo y hasta mundial. El crecimiento ha sido tal que, en unos pocos días, la marca checa estará presentando algunos de sus modelos en uno de los festivales automotrices más importantes del mundo, el Salón del Automóvil de Frankfurt.

El crecimiento de la marca no solo ha sido en representación, sino en número, en ventas de carros. En su natal República Checa han obtenido un incremento de 5.3 puntos porcentuales; en Europa Central y Oriental, la marca ha aumentado el número de ventas en varios puntos porcentuales: Ucrania en 6,8; Eslovenia, 3,3%; Hungría, 5,5%; y en Croacia, 77,5%.

Pero este auge no solo se remite a las zonas aledañas al país, en Europa Occidental tuvo un ligero aumento como conjunto, 0,2%; pero hay algunos países en donde la elevación fue mucho más notoria: Gran Bretaña (39,4%), Suecia (20,8%), Finlandia (16,3%), Francia (11,1%) y España (10,5%).

Este desarrollo de la marca no solo es en Europa, sino en países como China, Rusia, India y Australia donde el crecimiento de la marca ha ido en aumento. En la China, el crecimiento llegó al 20,2%; en Rusia, 12%; en India, 37,3%; y en Australia, donde el incremento fue el mayor en la historia de ventas de la empresa.

Con esto, podemos darnos cuenta de que Škoda no solo es una marca que llegó a nuestro país a querer competir, sino que ya lo dice una campaña en el Reino Unido: " Es un Škoda, en serio".

La compañia checa ha llegado al Perú, no solo a quedarse, sino a conquistar el mercado peruano.