Los automóviles que Hergé dibujó para Tintín

Las aventuras de Tintín fueron para Hergé, su creador, una manera de exponer los mejores modelos de autos de su época.

auto-tintin-5

A finales de los años 20, Hergé se fijó en Tintín y lo lanzó al estrellato de la literatura mundial. Como su reportero acaparaba todo el protagonismo, su dibujante tuvo tiempo de recrearse en los autos de Tintín que más le gustaban, dotándolos, sobre todo al principio, de características tan marcadas como las de otros personajes.

A lo largo de los 24 álbumes que componen la saga de las aventuras de Tintín se pueden observar un buen número de vehículos de la época, desde 1930 hasta 1976. Solo en los primeros libros, hacen su aparición más de 80 modelos distintos, que poco a poco van ganando protagonismo.

Con ‘Tintín en el país de los Soviets’, aparece en 1930 la primera aventura del joven reportero. El auto que conduce es un Amilcar CGSs, un modelo construido entre 1926 y 1929 y del que se construyeron 4.700 ejemplares.

auto-tintin

Amilcar CGSs

‘Tintín en el Congo’ es el segundo álbum publicado en 1931. El vehículo que conduce el reportero belga es probablemente el más popular de la historia de la automoción: un Ford T, que sobre el papel es de color negro.

auto-tintin-6

Ford T

El álbum que lleva a Tintín hasta Sudamérica, ‘La oreja rota’, fue publicado inicialmente en 1937. El automóvil usado en esta ocasión es un Ford V8 con carrocería de 4 puertas Phaeton de los año 1936-1937. Hergé dibujó una versión especial de este modelo: un vehículo militar que incorpora una ametralladora.

En ‘Las 7 bolas de cristal’, publicada entre 1943 y 1945, se expuso un Lincoln Zephyr descapotable de 1939.

auto-tintin-4

Jeep MB, auto que apareció en "Tintín en el país del oro negro"

‘El asunto tornasol’ aparece en el año 1956, y en este álbum, Hergé nos muestra un Citroën 2CV, vehículo que es utilizado por los detectives Hernández y Fernández en esta aventura para sus desplazamientos.

auto-tintin-7

Citroën 2CV, un clásico

Curiosidades de los autos de Tintín

Su famoso tupé se lo debe a un auto. En su primera aventura, ‘Tintín en el país de los soviets’, llevaba el pelo hacia adelante, hasta que sale disparado de un vehículo.

Solo robaba autos a los malos y por necesidad. El resto se los prestaban en señal de amistad.

-Hergé colaboraba en una revista de novedades de Ford, cuyas fotos inspiraron los dibujos de los modelos T y V8, entre otros.

-El dibujante reservaba los Mercedes a los amigos de Tintín.

-Los autos de los protagonistas circulaban de izquierda a derecha, y se van de frente, mientras que los de los antagonistas lo hacen al contrario y se les ve más la parte trasera.

-Hergé dibujó un Citroën 2CV verde, años antes de que la propia marca incluyera este color en su gama.

-El Lincoln Zephyr es el auto que más veces sale en un libro, con 22 apariciones.

 

Vía: Autobild.es