BMW estudia influencia de la obesidad en la conducción

Ante una sociedad con sobrepeso, los fabricantes no quieren quedarse atrás y prefieren que sus vehículos estén adaptados a esta nueva situación.

BMW hizo estudio para conocer la influencia de la obesidad en la conducción

Con pasajeros y conductores cada vez más grandes -bueno, lo de grandes es por no decir gordos-, se requieren vehículos que también sean más espaciosos y garanticen su comodidad al momento de conducir.

Al parecer, BMW habría reclutado a 800 voluntarios anónimos, desde el más delgado al más gordo, con motivo de un estudio que pretende obtener conclusiones acerca de la influencia de la obesidad en la conducción.

BMW quiere construir vehículos prácticos y cómodos para el 95% de la población. Sistemas como las videocámaras traseras de aparcamiento deberían ayudar a hacer los autos más accesibles para personas con sobrepeso, comentan.

Algunos otros fabricantes ya integran dispositivos que, al acceder al habitáculo, automáticamente repliegan el asiento y el eje de la dirección para facilitar su acceso. Una vez alojados en el interior vuelven a su posición habitual.

Sin duda, la comodidad para el manejo y viajes es una variable muy importante al momento de comprar un auto.