Fabricantes estarían mejor preparados ante posible crisis

Según la agencia de calificación Fitch, en el caso de una posible recesión, los europeos estarían mejor preparados que en la crisis de 2008.

crisis-autos

Para evitar consecuencias de una posible recesión, se han hecho tres cosas: optimizar sus procesos de producción, diversificar mercados y tener más dinero líquido.

Los mercados emergentes cobran cada vez más mayor importancia, es por eso que el impacto de una bajada de ventas en Europa será más soportable.

Durante la crisis de 2008, General Motors y Chrysler tuvieron que ser rescatadas con el dinero de la Reserva Federal de EEUU, y en Europa los fabricantes también necesitaron ayuda de sus respectivos gobiernos.

Según Fitch, la próxima vez, la crisis será diferente.