¿Vas a comprar un auto usado? Identifica si el odómetro no fue alterado

Alterar el odómetro debe ser una de las artimañas más usada por los vendedores de autos usados. Para que no caigas te dejamos estas recomendaciones

auto-usado-odometro-manipulado

Por: Giancarlo Rodríguez
@Gnkrlo_01

Si vas a comprar un auto usado fíjate en su kilometraje. ¿Cuántos hemos escuchado este consejo? La mayoría creo. Y es que, este simple dato nos puede dar una idea de cómo podría estar el motor y el grado de desgaste de sus piezas. Pero ¿qué pasa si el odómetro ha sido manipulado por su dueño para que oculte su verdadero recorrido? ¿cómo darnos cuenta? A continuación te mostramos cómo evitar este engaño.

Fijate en los detalles

Primero, debes saber que el odometro no es la única manera para tener una idea de la antigüedad -entiéndase kilometraje- del auto usado que vamos a comprar. Si no confías en él, puedes revisar los brillos del volante, el desgaste del asiento, del protector de la palanca de cambios, la tapicería y el de los botones de la consola central. Todos ellos te darán indicios si el kilometraje coincide o no con deterioro de dichos elementos.

Asimismo, la chapa de contacto es otro de los puntos que puedes revisar para asegurarte que el odómetro no fue alterado por el dueño del carro. Inserta la llave y si notas una holgura excesiva entre ambos entonces desconfía de la cantidad que te indica el “cuentakilómetros”. El desgaste de la alfombra y los plásticos laterales de la maletera también son un buen referente para corroborar el kilometraje.

Revisa el odómetro

Si es análogo, centra tu atención en la alineación de los números, sobre todo en el primer dígito de la izquierda. Si estos presentan un ligero desnivel eso puede ser una clara señal que el odómetro ha sido modificado. Además, busca si el tablero tiene marcas de haber sido desmontado, ya que en la mayoría de autos para adulterar el kilometraje es necesario retirar este elemento.

En caso sea digital, entonces corroborar si el odómetro ha sido manipulado es más difícil y tendrías que recurrir a la ayuda de un experto. En algunos modelos (en los más modernos), la cantidad de kilómetros recorridos se almacena en la ECU del vehículo, basta con pasar un scanner para saber la cifra real. Si el modelo no tuviera esa opción, lo que puedes hacer es revisar el historial de revisiones y fijarte si concuerdan las cifras.

Regla de oro

Recuerda que con un uso normal, el vehículo recorre un promedio de 10, 000 y 20, 000 kilómetros en un año. Pongamos un ejemplo, digamos que un carro recorre 15, 000 por año, entonces si el auto usado que deseamos comprar dice tener un recorrido de 40, 000 y 10 años de antigüedad... ¡No lo pienses tanto! Ese odómetro fue alterado.

Si aún tienes duda acerca de si el odómetro fue modificado o no, abre el capó del carro y si el estado visual del motor nos muestra fuga de aceite, reparaciones en el radiador, vapor de aceite o alguna manguera de agua cambiada entonces no deberías comprar ese auto usado.

Fuente: www.autopista.es / carchecking.com.ar / autocasion.com

También te puede interesar