Takata: El fabricante de ‘airbags’ en el ojo de la tormenta

Takata es el segundo fabricante mundial de airbags y el primero de cinturones de seguridad. Los principales fallos se habrían originado desde su planta en México.

6605789

Aunque no goza de mucha popularidad, Takata Corp. es el segundo fabricante mundial de ‘airbags’ y el primero de cinturones de seguridad. Provee también a la mayoría de firmas del sector automotriz de distintas piezas de autos como sillas para niños, sensores eléctricos, textiles para tapicería, entre otros.

A pesar de su visible éxito en el mercado, la compañía nipona está pasando uno de sus peores momentos que podría llevarlo a la quiebra. Takata ha sido denunciado por fabricar bolsas de aire con infladores defectuosos que pueden explotar y lanzar peligrosos fragmentos de metal hacia el conductor y/o pasajeros.

Se trataría de un lote de ‘airbags’ fabricados entre el año 2000 y 2004 que ya habrían cobrado sus primeras víctimas. En Estados Unidos se han reportado cuatro accidentes fatales con pérdidas humanas y, en julio de este año, se sumó una víctima más en Malasia.

Justamente este último, una mujer de 43 años falleció a causa de la explosión de la bolsa de aire de su Honda City. Al estallar, el ‘airbag’ lanzó una esquirla de metal de una pulgada de ancho que alcanzó el cuello de la víctima. Murió camino al hospital.

Antecedentes

Ya en el 2010, se llamó a más de 400 mil vehículos a revisión en Estados Unidos y Japón. ¿El motivo? Un posible defecto en el ‘airbag’ frontal del conductor al momento de desplegarse. En ese entonces, una web especializada europea informó así:

“El culpable sería el gas que se encarga de producir el inflado ultra rápido de la bolsa -de aire-. Podría haber un exceso de presión que causa la ruptura del airbag y producir daños a los ocupantes”.

Sin embargo, no era la primera vez. Previo a esta convocatoria, en el 2008 se hizo un llamado a más de cuatro mil vehículos americanos por este mismo motivo.

Millones de llamadas a revisión

El ‘Takagate’ o ‘Takatakazo’, como algunos lo han llamado, se encuentra en el top 5 de mayores llamadas a revisión de la historia. Según analistas, se han realizado alrededor de 16 millones que incluye a marcas como Toyota, Nissan, BMW, Chrysler, Mazda, Ford, General Motors, Mitsubishi Motors y, principalmente, Honda.

La reacción era de esperarse. Al tratarse de un defecto de calidad de un proveedor, las firmas automotrices eran las principales responsables, o al menos, las que debían dar la cara.

Acciones legales

Con todo lo ocurrido, las acciones legales no se hicieron esperar. El lunes pasado, dos senadores estadounidenses demandaron que se abra una investigación criminal contra Takata. Asimismo, abogados americanos criticaron duramente los productos de la firma japonesa.

“En lugar de desplegar airbags para proteger a los ocupantes de un vehículo, explotan como granadas proyectando trozos de metal y de plástico en la habitáculo", afirmó el gabinete de abogados Hagens Berman, con sede en Seattle.

Si bien Takata ha ido cayendo de a pocos en la bolsa, este hecho registró un derrumbe más. Desde que empezó el 2014, la acción del fabricante de autopartes han disminuido en más del 60%.