Turbocargador vs Supercargador: ¿Cuál es mejor para tunear el auto?

Ambos mecanismos otorgan potencia al vehículo introduciendo más aire en la admisión del motor. No obstante, cada uno lo logra de una forma diferente

 

auto-motor-turbo-supercargado-1

 Más en TODOAutos.pe : Torque y Potencia de un motor. ¿Sabes realmente lo que son?

Algunos propietarios de autos desean añadir más potencia a su carro que aquella con que les vino de fábrica. Para lograrlo la mayoría sobrealimenta a su vehículo colocándole un turbocargador o un supercargador.

Sí, estos dos implementos son distintos, pero ambos sirven para que el carro acelere como uno quiere. Ambos tienen sus ventajas y desventajas, pero de hecho consiguen ese anhelado aumento de potencia a través de la compresión de aire y su posterior introducción en la admisión del motor.

TURBO 

El turbocargador consigue sumar potencia con los gases del escape, es decir, aprovecha la presión de aire que sale por el tubo de escape.

Para ello, una turbina colocada después del múltiple de escape se conecta a otra ubicada antes del múltiple de admisión para empujar aire comprimido al cilindro.

La presencia de aire altamente comprimido en el motor (es decir, más oxígeno) hará que el combustible se queme de forma más eficiente, aportando mayor potencia.

auto-motor-turbo-supercargado-2

Más en TODOAuto.pe : Los 8 carros en venta más económicos del mercado automotor peruano

Para la instalación del turbocargador es necesario un intercooler que enfría el aire antes de que este pase al motor para comprimirlo aún más.

Aquí te dejamos un vídeo didáctico para entener un poco mejor el funcionamiento del turbocompresor.

SUPER

En cambio, el supercargador gana potencia gracias a que es impulsado por una banda o correa conectada a la polea del cigüeñal, con el objetivo de generar presión de aire. En este caso la presencia del intercooler no es necesaria.

auto-motor-turbo-supercargado-3

Más en TODOAutos.pe : ¿Caja automática o secuencial?: 6 puntos para entender la diferencia

Un punto favorable de los supercompresores con respecto a los turbo es que en los primeros la entrada de potencia es inmediata, nada más ponemos en marcha el motor mientras que en el turbo existe cierto retraso pues este sistema necesita que los gases de escape alcancen una cierta velocidad para aumentar la potencia.

Aunque no encontramos un vídeo tan didáctico como el anterior, pero este sobre el funcionamiento del supercargador se deja entender, así que.... ¡Dale Play!

PROS Y CONTRAS

Ahora, ¿cuál de los dos aparatos conviene instalar? Existen muchos especialistas que recomiendan primero instalar un turbo antes que un supercargador. Principalmente porque el supercagador es más caro que un turbo.  

Lo cierto es que se suele pensar que los autos con turbo o supercargador son apropiados para las carreras automovilísticas, pero no solo para ellas.

También en las ciudades a gran altura, en las que el aire contiene menos oxígeno, la instalación de un turbocargador o supercargador mejoraría el desempeño del motor, con lo que el auto respondería mejor.

Eso sí, la instalación de un turbocargador no es sencilla y es necesario de profesionales con ciertos conocimientos para evitar importantes daños en el motor.

Además es importante llevar un mantenimiento exhaustivo. Sustituye el aceite de motor cuando lo especifique el fabricante y solo con el aceite recomendado para evitar posibles averías.

Fuera del precio de instalación o la complejidad de la instalación, está la resistencia del aparato. Mientras el turbo es más sensible al calor y requiere ciertos cuidados, el super no, y su funcionamiento es más confiable. También está el peso: el turbo es ligero, el super tiene un diseño más complejo y, por lo tanto, es más pesado.

Más en TODOAutos.pe : Tablero de auto: El significado de algunas de sus luces de testigo

Si quieres recibir nuestro boletín semanal, puedes suscribirte de forma gratuita haciendo clic aquí. Asimismo, no te olvides de seguirnos por Facebook y de suscribirte a nuestro canal oficial de Youtube