El regreso del sol japonés: Datsun vuelve al mercado en el 2014

Lo que empezó como un rumor ha sido oficializado por Nissan- Renault: Datsun volverá al ruedo, apuntando a los países de economías emergentes.

datsun-fair-lady-05

 “Datsun, we are driven!”, que viene a ser algo así como “Datsun nos impulsa”, era la catch phrase con la que terminaban los comerciales de los automóviles Datsun en Estados Unidos, país en el que la marca japonesa fue bastante popular en la década de 1980.

Pero Datsun dejó de impulsarnos, de impulsarse y avanzar, precisamente en esa década, cuando en 1983 se descontinuaron los autos de esta marca para dar paso a una marca que, en la actualidad, es una de las más prestigiosas del mundo: Nissan. A partir de 1983, los últimos Datsun que fueron fabricados decían “Datsun, by Nissan”, como dejando en claro que esos eran nuevos tiempos, y que una nueva marca había llegado.

Leyendo esto, uno creería que la compañía Nissan compró por una millonaria suma a Datsun, y que fue así que empezó a posicionarse a nivel mundial, tomando el prestigio de la marca. No sería raro, porque el que una gran compañía compre a otra al borde de la quiebra es un ejercicio común en el mercado de nuestros tiempos.

Sin embargo, no fue así. Porque Datsun siempre fue Nissan. O, mejor dicho: Nissan siempre fue Datsun. Los orígenes del gigante automotor vienen desde inicios del siglo XX, cuando en Japón imperaban tradiciones como el prestigio familiar y era imposible que una persona pasara de mendigo a millonario, porque ni eso era suficiente para tener respeto y acceder al poder.

En ese contexto, Masujiro Hashimoto, acaudalado empresario de una tradicional familia nipona, funda la Kwaishinsha Motor Car Works. El primer auto de esta compañía fue llamado “DAT”, en honor a la primera letra del apellido de los mayores inversores de la empresa: Den, Aoyama y Takeuchi.  En estos primeros años, lo que más se fabricaba eran autos de pasajeros –como el DAT modelo 31- y camiones (empleados en construcción).

Ante la buena acogida de los autos DAT, la compañía es renombrada a DAT Motorcar Co. en 1918, para tener mayor participación en el mercado.

Datsun-logo

Como suele ocurrir ante la adversidad, el pueblo japonés siempre logra levantarse del golpe y salir adelante. Y así lo hizo luego del terremoto de 1923, “el Gran Terremoto”, que destruyó las vías de comunicación existentes en la isla y que implicó una gran reconstrucción. Ante la gran demanda de vehículos de transporte, DAT empieza a popularizarse por sus camiones. Los autos de pasajeros solían ser importados, era común ver autos Ford o General Motors por la isla (que buscaba “occidentalizarse”). Sin embargo, DAT logró mantenerse firme en el mercado, y empezó a fabricar también vehículos para el ejército del Japón.

Años después, en 1926, luego de algunos cambios de nombre, la compañía se une a otra, de Tokyo, para llamarse DAT Automobile Manufacturing Company. La unión responde a que la industria militar ya no solicitaba tanta producción como antes, por lo que la DAT necesitaba hacerse de socios para incursionar en nuevos mercados.

En paralelo, el empresario de Yamaguchi, Yoshisuke Aikawa, fundó en 1928 la compañía Nippon Sangyo. Sólo en la Bolsa de Valores, por cuestiones prácticas, el nombre de la compañía era abreviado a NISSAN, y luego la compañía fue renombrada de esta manera. Aikawa empezó a comprar acciones en la DAT, y pasó a tener mayoría a inicios de la década de 1930. Entonces, decide fusionar ambas empresas y comienzan los años bajo el nombre Nissan, con sede en la ciudad de Yokohama.

El primer Datson (todavía no Datsun) aparece en 1931, y fue llamado así por las palabras “DAT” y “son”: DAT por la empresa; “son”, por la palabra en inglés que significa “hijo”. Así, el Datson era el “hijo de DAT”, porque era un auto pequeño y compacto en comparación con los otros de la compañía. La particularidad de este vehículo era, además de su novedoso diseño, su motor de 495cc, siendo el motor estándar de la época de 500cc a más.

El cambio a Datsun se dio porque se quería hacer un homenaje al Japón y, siendo el sol (“sun” en inglés) símbolo del Imperio, se opta por este nuevo nombre. Fue así, además, que nace el conocido símbolo de Datsun: la bandera de Japón, con el sol rojo en el medio, y encima de éste el nombre “Datsun” sobre fondo azul.

En sus primeros modelos se delineó el estilo de la marca: autos pequeños, de cuatro cilindros, con un diseño de fabricación muy europeo. Los primeros autos Nissan llevaban el nombre de Datsun.

Nissan siempre ha buscado empresas extranjeras con las que mantener vínculos comerciales y técnicos. Una de sus primeras alianzas comerciales fue con la Graham Paige Co., que le permitió construir autos más grandes, y de 6 cilindros.

En los años de la Segunda Guerra Mundial, Nissan se dedicó a la fabricación de transporte para el Ejército del Japón. Luego de la derrota de esta nación, los estadounidenses toman el control provisional de la isla, al mando ahora del general Mac Arthur. Él consideraba a muchos de los empresarios japoneses como “peligrosos” para los intereses de su país, y por ello destituyó a varios empresarios japoneses de sus puestos, incluidos los de Nissan (removiendo a Aikawa, el fundador). La compañía tuvo grandes obstáculos para salir adelante: su fábrica había sido destruida, y los burócratas al mando de la economía nipona seguían órdenes de Mac Arthur, perjudicando a las empresas locales.

Paradójicamente, los estadounidenses apoyaron luego a Nissan, durante la Guerra de Korea, porque la empresa fabricaba autos que eran empleados en combate. Los autos Datsun servían para transportar a los altos rangos del ejército estadounidense. Pero ni siquiera esta recuperación salvó a Nissan de la quiebra, en 1953. Aunque gracias a inyecciones de capital y al apoyo del Imperio es que la compañía sale a flote.

Los Datsun vuelven a la carga, y con fuerza, en 1958, tras las implementaciones que se lograron de la alianza de Nissan con la empresa británica Austin. Además, estos autos salen de Japón por primera vez en ese año, llegando a Europa y América con la intención de quedarse.

En Europa, Datsun empezó a hacerse popular, pero los europeos aún tenían mayor afecto por marcas regionales, como Fiat, Peugeot o hasta Lada, de fabricación soviética. Autos como el Datsun Fairlady, el 510 o el 240Z fueron de los más requeridos, logrando que Nissan sea el mayor exportador de autos a nivel mundial.

Si en Europa gustaban, en Estados Unidos fascinaban, a tal punto que Nissan abre una fábrica en dicho país, en la ciudad de Detroit. Los modelos Bluebird y los ahora famosos modelos pick-up eran los más solicitados; el Fairlady Z enamoró a millones. El furor causado por los autos Datsun hacen que, por obvias razones, la mayor inversión publicitaria de Nissan sea en suelo estadounidense, apareciendo logos como el ya mencionado (“Datsun, we are driven!”).

Las compañías americanas no lograban competir con Datsun; tampoco las europeas. La década de 1970 fue la mejor que vivió esta marca. Datsun era sinónimo de elegancia, de precio bajo y de comodidad.

Fanáticos de los Datsun se reúnen en organizaciones, e inclusive aparecen bandas que llevan el nombre de la banda, como la efímera banda peruana Los Datsuns.

Datsun_2Nuevo logo de Datsun

Efímera, como el apogeo de Datsun. Porque, como dicen, todo lo bueno acaba, y los años de gloria de Datsun pasaban a mejor vida cuando los ejecutivos de Nissan deciden introducir a Nissan como marca, para hacerla conocida.

Empiezan alianzas importantes, como con Ford (Estados Unidos) y Renault (Francia). Los modelos Nissan Centra y Stranza reemplazaban a los ahora viejos Datsun 510 y 210, respectivamente. El logotipo “Datsun by Nissan” empezaba a aparecer en los autos, y cansados de fabricar dos marcas a la vez, Nissan realiza una campaña publicitaria espectacular (considerada como una de las mejores de la historia por el cambio que implicó) cambiando el “Datsun” del logo por “Nissan”, para dejar en claro que corrían nuevos vientos en la compañía japonesa. Así, los Datsun fueron descontinuados en 1983, y pasaban a la historia del automovilismo mundial. Como un recuerdo.

Luego de casi 30 años

Luego de mucho tiempo, trascendió la noticia de que Datsun volvería al mercado. Lo que empezó como un rumor, fue tomando forma y ha sido oficializado por Carlos Ghosn, CEO de Nissan-Renault. La decisión se debe a que Nissan buscaría captar mercados emergentes, como la India o Brasil (¿y Perú?), produciendo un auto en estos mercados y de menor costo que, por ejemplo, los modelos Infiniti que salen este año.

Se dice que Nissan pretende hacer lo que Renault con Dacia, que es la línea económica de la compañía francesa. Ya se menciona que la producción de los nuevos Datsun empezará en el año 2014, en fábricas de Indonesia, India y China en primera instancia. La incursión en el mercado europeo o estadounidense, si acaso ocurre, será a largo plazo.

La noticia a recibido reacciones variadas a nivel mundial: desde el aplauso de los que celebran este regreso, hasta quienes no entienden el sentido de este retorno, porque argumentan que Nissan ya de por sí hace autos malos –aunque, en cuestiones de autos, cada quien tiene su opinión muy clara-.

Bueno o malo, sea como fuere, lo cierto es que Datsun vuelve, con nuevo logo y los clásicos diseños, ahora mejorados. Vuelve, para felicidad de muchos. Para poder volver a decir eso de que “Datsun nos impulsa”.