¿Sabes qué son los faros LED? Conoce sus claros y oscuros

A pesar de su gran eficiencia, los faros LED siguen siendo muy poco usados. Sus precios son muy elevados y solo los autos de lujo los utilizan.

audi_a8_led

La iluminación de un carro es un tema que avanza a paso lento. La implementación de los LED en los autos se investiga de forma activa desde hace unos años atrás. La primera marca que comenzó a usar esta tecnología fue Lexus en su modelo LS 600h. En el 2007, solo lo utilizaban para las luces de posición y cruce. En el 2008, Audi también comenzó a usar los LED en el R8. Después algunos fabricantes se interesaron en esta tecnología lumínica y comenzaron a emplearla en sus vehículos.

La palabra LED significa Light Emitting Diode que, traducida al español, es Diodos Emisores de Luz. A pesar de que estos diodos tienen una enorme ventaja sobre los faros de halógeno y xenón, la evolución y comercialización de su uso todavía es muy rezagada. A pesar que estos diodos se usan hace un tiempo en algunos modelos, aún sigue siendo una tecnología relativamente nueva y las marcas todavía no consiguen abaratar los costos de producción.

Una de las principales características de los LED es que producen una luz totalmente blanca, la cual se adapta mejor a la capacidad visual del ojo humano, reduciendo en gran manera la fatiga ocular. Otra cosa que sorprende es su vida útil, que es de más de 100,000 horas, incluso más que las del auto. Para dar un ejemplo: si estos diodos estuvieran prendidos las 24 horas, con un uso continuo, su vida útil equivaldría a 12 años.

Cabe destacar que si un LED o un grupo de ellos falla, solo se debe sustituirlo, en comparación con los de xenón, en donde se debe cambiar todo el faro. Esto ahorraría dinero a los usuarios.

Los faros LED también tienen un gran alcance debido a que su haz de luz se superpone, por consiguiente, alcanzan grandes distancias para iluminar. El consumo de energía es menor: mientras los faros convencionales consumen entre 150 y 200 vatios, las luces LED solo necesitan 15 vatios. Y por último, pero no menos importante, ofrece mayor flexibilidad a la hora de diseñar los faros del carro.

Pero como no todo lo que brilla es oro, hay algunas desventajas que hacen que esta tecnología lumínica no sea aún muy utilizada. Por ejemplo, el calor es su principal desventaja. Si bien estos diodos emiten luz fría, solo quiere decir que producen poca radiación infrarroja (al tacto humano es fría) durante la iluminación. Debido a su alta eficiencia, solo el 20% de la energía se transforma en luz (comparado con un foco normal que solo transforma un 5%) y el resto de energía se transforma en calor.

Por ese motivo, los LED no se usan como faros principales en los autos. Además, los diodos que se utilizan en la electrónica tiene un consumo de calor muy pequeño, por eso nos hace pensar que estamos ante un emisor frio. Sin embargo en la rama automotriz necesitamos diodos más potentes y por consiguiente una temperatura mayor. Y por último, todo ese calor se acumula en la parte trasera.

Estas circunstancias obligan a los fabricantes a incluir costosos sistemas de refrigeración para los diodos. Hay que decir que esta tecnología es muy eficiente y estable, pero cuando supera la temperatura máxima (los LED no pueden superar los 150 grados) su vida útil se ve muy afectada y pueden hasta quedar destruidos.

Es posible que los faros LED sean el futuro de la iluminación en el sector automotriz, pero aún les falta recorrer un camino muy largo.