La historia detrás de Toyota, de los telares a los autos

¿Es posible que una empresa dedicada a fabricar telares se convierta en una de las principales industrias de automóviles del mundo?

toyoda-2

Corría el año 1894 cuando un japonés de 27 años llamado Sakichi Toyoda acababa de inventar una máquina de enrollar hilo. Tres años después y cansado de ver los problemas de su madre al tejer, decidió inventar un telar, el primer paso para la revolución textil del país del sol naciente.

Luego de la depresión económica sufrida por Japón a comienzos del siglo XX, Sakichi Toyoda funda su propia empresa de telares automáticos, la cual estaba regida por tres lemas:

1. Detener las operaciones cuando ocurra algo irregular

2. No fabricar productos defectuosos

3. Que el personal no tenga que vigilar constantemente las máquinas.

toyoda-1

Sin embargo, a lo largo de los años 20, Sakichi Toyoda y su hijo Kiichiro, conocen la floreciente industria del automóvil de Estados Unidos. Es así que en 1929, Sakichi decide vender la patente de su telar automático obteniendo 100.000 libras de la época y pone a disposición de su hijo el dinero obtenido, siempre que lo utilice en la industria de los motores de combustión.

Al año siguiente, Kiichiro Toyoda se traslada a Norteamérica, llevando muy presentes los lemas propios de la empresa de su padre, pero añadiéndole su propia metodología de aprendizaje: observar, probar y equivocarse.

Es bajo estas premisas que, en 1933 Kichiiro Toyoda funda Automóviles Toyoda. Pero es recién en 1936, cuando Toyoda lanza su primer automóvil: el Toyoda AA, un sedán de seis cilindros en bloque y cambio manual de tres velocidades entregando 62 CV de potencia.

Pero cuando el automóvil estaba casi a punto, el cuñado de Kiichiro Toyoda, propuso cambiar el nombre de la empresa por ‘Toyota’, básicamente por dos motivos: es más sencillo fonética y visualmente, y se compone de ocho trazos, número que da suerte.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Toyota se dedicó a la producción de camiones para el Ejército Imperial Japonés. Fue gracias a ese suceso que la producción de vehículos comerciales no se reemprende hasta 1947, con el Toyota SA, un pequeño auto de formas similares a las de un Volkswagen Beetle, que tenía un motor de cuatro cilindros y un litro de capacidad con una potencia de 27 CV.

En 1984, Kiichiro Toyoda decide abandonar la Toyota Motor Company, dejándole el puesto a Taiichi Ohno, personaje que se dedicó a desarrollar el sistema de producción pull. De esa forma, los componentes necesarios ya no dependían de los pedidos actuales, sino que se reponían en función de pedidos ya servidos y facturados.

toyoda-6 Toyoda AA, 1936

La expansión mundial de Toyota 

De la mano de Taiichi Ohno, la producción comercial empezó en 1947 con el modelo SA. Este suponía innovación y equipaba un motor de 4 cilindros, suspensión independiente en cada rueda y una carrocería moderna y aerodinámica para la época.

Para hacer más eficiente la red de ventas se creó, en 1950, la Toyota Motor Sales Co. Ese era el momento de colocar las bases necesarias para la expansión mundial de la marca.

El siguiente paso fue crear la Toyopet, una cadena de puntos de venta que ponía las bases más firmes de la exportación de autos. Toyota seguía exportando y expandiéndose; así se crearon las divisiones locales en EEUU y Brasil. (Toyota Motor Sales Inc. y Toyota do Brazil S.A.)

Durante los años 70, Toyota tenía presencia mundial consolidada. Llegó 1980 y la fusión entre la Toyota Motor Company y la Toyota Motor Sales dio lugar a Toyota Motor Corporation en 1982. La marca empezó a aglutinar a otras, siendo el caso más notorio el lanzamiento de la marca de lujo Lexus en 1989.

Fue un vertiginoso despliegue y una expansión decidida los que hicieron que Toyota se sitúe dentro de las mejores marcas automovilísticas.

toyoda-3

Toyota Célica, 1970

 Toyota en el mundo de la competencia

Tras conocer el proceso de expansión de Toyota por todo el mundo, ahora entraremos a uno de los terrenos donde Toyota siempre ha tenido presencia importante.

La competencia es sinónimos de desarrollo y evolución, es por eso que repasaremos la presencia de la marca nipona en competiciones de todo tipo, recordando éxitos y lo aprendido en todo este tiempo.

El ingreso de Toyota a los rallyes fue cuando Ove Andersson y lo directivos de la marca decidieron que el sueco participe en el Rally RAC en Inglaterra. Era 1972 y las idas y venidas del auto desde Japón hasta Europa eran contraproducentes. Así, Andersson, con ayuda de Toyota, decide crear una división europea y forma Andersson Motorsport.

Tres años más tarde nace el Toyota Team Europe y es en ese mismo año que obtiene la primera victoria en el Rally de los 1000 lagos, en Finlandia.

El final de la década del 70 y el comienzo de 1980, fue el espacio en el tiempo donde Toyota daba constantes pasos hacia adelante en equipo. Pero aún no llegaba lo mejor. Los fichajes de Juha Kankkunen y Kenneth Eriksson suponían mayor desarrollo para el GT-Four.

toyoda-5

En 1991, Toyota se convertía en subcampeón mundial, con seis victorias. A partir de entonces, la marca no ha parado de obtener éxitos en los rallyes.

En enero de 1999 se anunció la inminente entrada de Toyota al campeonato de Fórmula 1, y todos los recursos se centraron en ese objetivo. Toyota lo desarrolló todo, no necesitó de terceros para piezas, chasis o aerodinámica.

Siendo la Fórmula 1 un terreno complicado, la marca puntuó en la carrera del debut, consiguiendo un punto más a lo largo de la temporada. En aquella época puntuaban solo los seis primeros clasificados.

En 2003, pilotos como Cristiano Da Mata y Olivier Panis, consiguieron el liderato provisional en el Gran Premio de Inglaterra, pero sin duda la mejor época de Toyota en F1 se centra en los años 2005 y 2006, años en los que consiguió puntuar en casi todas las carreras. Actualmente, Toyota está enfocada en su retorno a La Resistencia, con un interesante proyecto para 2012.

Más allá de la fabricación de autos, Toyota cuenta con una red mundial, instalaciones de diseño, investigación y desarrollo, que abarcan los tres principales mercados automotrices: Japón, Norteamérica y Europa. Además, la empresa japonesa participa en actividades comunitarias como patrocinios de programas educativos y culturales o investigaciones e intercambios internacionales.

Hoy por hoy y gracias al esfuerzo por años de sus fundadores, Toyota se ha convertido en el tercer fabricante de autos más grande del mundo, al producir más 4.5 millones de autos por año. Es el primer fabricante de autos de Japón.