Qué tomar en cuenta de un vehículo con motor diésel

Lo que no aparece en la ficha técnica de los modelos diésel, nosotros te lo contamos acá

 

vehiculo-motor-diesel

Más en TODOAutos.pe: ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los neumáticos con perfil bajo?

Aunque en el mercado de Perú no existen tantos modelos diésel como quisiéramos (ya te hablaremos de los beneficios), aún quedan disponibles algunos tantos que prometen muy buenas prestaciones y valoraciones.

Por nombrar uno está la L200 de Mitsubishi, la pick up japonesa que mantiene un motor turbo diésel intercooler, un plus muy valioso comparado con otras pick up que hace poco ingresaron al mercado, disponibles solo con motor a gasolina.

Pero de lo que hablaremos ahora es sobre las ventajas de un vehículo con motor diésel, algunos puntos que debes tener en cuenta y otros datos para sacarle el máximo provecho posible. El fin es que compruebes la diferencia entre un modelo a gasolina de uno diésel.

vehiculo-motor-diesel-1

Antes de comprar

  • Si lo compras, es para usarlo. Lima es una ciudad húmeda y este detalle repercute negativamente en un vehículo con motor diésel que lleva parado largo tiempo (no usas con frecuencia) y, peor aún, con el depósito casi vacío o vacío.

    Es necesario que no olvides tu vehículo diésel estacionado en el garaje. La frecuencia de uso evitará que la humedad genere condensación, dañando la bomba de combustible y los inyectores con corrosión.
  • Ojo con los turbo diésel. Algunos motores diésel -no todos- trabajan junto a un turbocompresor (ejemplo, la Mitsubishi L200) que les permite mejorar su rendimiento, pero debes tener en cuenta algunos datos clave.

    Si vas a llevarlo por carretera durante horas, al momento de detenerte, no lo apagues de forma violenta ya que esto -a la larga- perjudica el turbo, interrumpiendo su proceso de lubricación, quemando el aceite que queda en su interior y generando residuos sólidos nocivos. Lo mejor es esperar unos 2 a 3 minutos antes de apagarlo.

    En pocas palabras, solo habrá que ser un poco más precavido en su cuidado; por lo demás, tendrás entre manos un buen vehículo.

Cuando ya lo compraste

  • No escatimes en mantenimiento. Sea un modelo diésel nuevo o usado, el mantenimiento debe ser constante. Cuando lo hagas, no olvides priorizar el cambio de aceite y el filtro, sobre todo este último ya que es el encargado de impedir el paso de impurezas al sistema de alimentación.

  • Los diésel son económicos, pero pueden serlo aún más. Comparado con un motor a gasolina, un vehículo diésel puede ahorrar hasta un 30% más de combustible pero hay una forma -un tip- para mejorar las cifras.

    Con un diésel puedes optar por marchas largas y a pocas vueltas ya que los vehículos con este tipo de propulsión manejan una respuesta más eficiente a un régimen medio o bajo. Si conduces a revoluciones altas, creas una carga muy elevada en el motor.

Luego de usarlo un tiempo

  • Invierte en aceite de calidad. No te aconsejamos apostar por el lubricate más económico, sino por el que recomienda tu fabricante, los motores diésel de última generación así lo requieren.

    Sucede que un aceite de baja calidad contiene altas cantidades de azufre, lo que resulta nocivo para el filtro de partículas del escape. Además, mientras que el lubricante pudo ser económico, el cambio de dicho filtro será más caro de lo que imaginas.
  • Tienes entre manos un vehículo de larga vida. Los vehículos con motor diésel -comparados con uno a gasolina- se desgastan menos y pueden recorrer más kilómetros sin acarrear tantos problemas. Esto ocurre porque los diésel tienen un proceso de combustión por compresión de aire, mientras que los otros propulsores requieren de aire y gasolina para generar la explosión.

Más en TODOAutos.pe: SUV, ¿cuál me conviene comprar?

Si quieres recibir nuestro boletín semanal, puedes suscribirte de forma gratuita haciendo clic aquí. Asimismo, no te olvides de seguirnos por Facebook y de suscribirte a nuestro canal oficial de Youtube