Tipos de turbo que existen y sus características

El turbo es un sistema de sobrealimentación del motor, que comprime el aire que ingresa del exterior y lo dirige al interior de la cámara de combustión mediante una turbina. Pero, ¿Sabes que tipos de turbo existen y sus características?

 

1 Tipos de turbo que existen y sus características  

Más en TodoAutos.pe: Toyota y Uber forman una millonaria alianza para desarrollar autos autónomos

La potencia generada por un motor depende básicamente del oxígeno que ingresa a la cámara y hace reaccionar al combustible. Es decir, cuanto más aire es capaz de “bombear” un dispositivo, mayor potencia se genera.

Existen algunas maneras para conseguir que un motor reciba mayor cantidad de aire como: aumentando el volumen interno para albergar la mayor cantidad posible o comprimir el aire para que sea capaz de aumentar la fluidez hacia la cámara. Esta última opción se le conoce como “sobrealimentación” y se obtiene comprimiendo el aire antes de que ingrese en los cilindros. Para ello, se emplean diferentes dispositivos, siendo el más utilizado el turbo.

Tipos de turbo

2 Tipos de turbo que existen y sus características

1. Geometría fija (TGF):

Un turbo de geometría fija (TGF) es considerado como un sistema “básico”. Esto se debe a una estructura sencilla donde apenas se incorporan piezas que envían los gases al interior de la cámara mediante la turbina.

El problema que presenta este tipo de turbo es el excesivo “lag”. Cabe mencionar que el “lag” es un término referente al tiempo de respuesta del turbo frente a la revoluciones del motor. De esta manera, esto se traduce en el tiempo en que tarda en enviar potencia al motor, desde que pisamos el pedal del acelerador desde cero.

No obstante, cuenta con un punto a favor que está ligado al precio y fiabilidad, pues su coste de producción es menor y cuenta con pocas piezas internas que se puedan romper.

2. Geometría variable (TGV):

Los turbos de geometría variable (TGV) son considerados los más eficientes. En su interior, cuentan con varias piezas móviles en la turbina, que le permiten amoldarse al rango de revoluciones que se esté empleando. De esta manera, se aprovecha mejor los gases del escape, lo que permite generar un rendimiento óptimo en un rango más amplio de la curva de potencia.

Por lo general, son sistemas de rodamientos, que, al contrario que los turbos con geometría fija, sufren un mayor desgaste y son menos fiables.

3. Twin Scroll:

El sistema Twin Scroll permite canalizar mejor el aire en el interior de la cámara gracias a una bifurcación en la turbina de escape. Asimismo, en la unión de la turbina de escape del turbo con el multiple de escape del motor, la turbina tiene dos salidas independientes, que permite hacer un uso más eficiente, al no mezclar los gases de entrada y salida del escape. Por tal motivo, se reduce aún más el “lag” así sea para la configuración con geometría fija como variable.

4. Turbo eléctrico:

El sistema de turbo eléctrico es una nueva variante que aún falta consolidar, aunque muestra cosas interesantes. Este sistema ofrece el principio básico del turbo estándar, con la diferencia que no tiene turbina de escape sino que tan solo una de entrada movido de manera eléctrica.

Sus ventajas se basan en eliminar ese pequeño “lag” y combina las ventajas de un turbo normal y las de un compresor. De esta manera, se convierte en una alternativa que, en cuanto se desarrolle por completo, destacará sobre todas las opciones de sobrealimentación del mercado.

Plus: Sistemas de organización

3 Tipos de turbo que existen y sus características

Existe un aspecto muy variado referido a la organización de los turbos. De esta manera, tenemos configuraciones básicas en donde se considera un solo turbo, hasta algunas como el cuatriturbo que presenta el Bugatti Veyron. Dentro de los sistemas organizativos más importantes tenemos:

Biturbo secuencial:

El sistema biturbo secuencial consiste en dos turbos unidos por la misma estructura, en la que el primero entra en un determinado rango de revoluciones (ejm: 2.000 a 4.000 rpm), y después entra el segundo turbo ya cargado, brindando la potencia extra que falta. Para este caso, el segundo turbo entraría a las 4.000 rpm hasta el límite.

Las ventajas de este sistema es que el “lag” se reduce considerablemente, y el rango de potencia es más lineal. Asimismo, el consumo se reduce dependiendo del rango de revoluciones que se aplique, evitando que entre el segundo turbo. No obstante, son sistemas más limitados en cuanto a la potencia total, ya que al “separar” el turbo hace que se desperdicie la potencia extra que ofrecería el segundo turbo si entrase antes.

Biturbo en paralelo:

El sistema biturbo paralelo por lo general está compuesto por dos turbos separados, aunque existe la posibilidad de convertir los sistemas secuenciales a un sistema paralelo, por lo general aplicado por los preparadores de autos. En cuanto al funcionamiento, ambos turbos entran al mismo tiempo logrando una potencia total mayor.

Triturbo o cuatriturbo:

Los sistemas de tres o cuatro turbos no son muy comunes, con la excepción de incluir un sistema biturbo más uno eléctrico, como ya se puede ver en algunos modelos del mercado. Por lo demás, no son sistemas eficientes. No obstante, por temas de “lag”, se consideraba incluir incluir tres turbos pequeños para evitarlo.

Más en TodoAutos.pe: ¿Cambio de anillos? Cómo saber cuándo le toca 

Si quieres recibir nuestro boletín semanal, puedes suscribirte de forma gratuita haciendo clic aquí. Asimismo, no te olvides de seguirnos por Facebook y de suscribirte a nuestro canal oficial de Youtube