Autos y padres, una pasión sin frenos | TodoAutos.pe

Cuando el ADN automotriz es estable, el resultado es un lazo inquebrantable. Disfruta este especial por el Día del Padre

autos-padres-pasion-sin-frenos-dia-del-padre

Más en TodoAutos.pe: Autos en Perú: Estos son los siete vehículos para personas altas

Canta el dicho popular que lo que se hereda, no se hurta. Un refrán que encaja a la perfección en tres vínculos padre-hijo que residen en el sector automotriz ya sea compitiendo, dirigiendo o informando sobre la variedad del mercado.

En esta plaza llamada ‘mundo de los fierros’, nos encontramos con la familia Ferrand, Ferreyros y Borda. Tres pares cuyos gustos a veces coinciden, en otras la complacencia se dilata pero, como bien se sabe, la pasión no acaba.

Familia Ferreyros

¿Qué mejor regalo para un padre ser aficionado a un deporte y que tu hijo termine representando a tu país en ello? Esa es la mirada hoy tiene Ramón Ferreyros Aspíllaga al ver a su hijo, convertido prácticamente en una estampa del automovilismo nacional.

Ramón F. Aspíllaga era un aficionado del automovilismo y no esperó mucho tiempo para llevar a las competencias a un Ramón F. que apenas alcanzaba el año de edad pero miraba atento todo lo que pasaba delante suyo.

autos-padres-pasion-sin-frenos-dia-del-padre-1

Más en TodoAutos.pe: Cinco modelos de autos que casi arruinan a la marca que los fabricó

Ramón F., hijo confiesa que no recuerda aquellos años pero sí tiene presente la que para él fue su primera competencia automovilística: Las 12 Horas Peruanas organizada por el CAS (Club de Automóviles Sport del Perú) en el Balneario de Santa Rosa en el año de 1969. Fue entonces cuando la afición encontró un enganche legítimo.

¿Cómo desencadena el rally en una pasión? Ramón F. Aspíllaga cuenta que por lograr el ingreso a la universidad, le regalaron un auto a Ramón F. Su elección inmediata fue un Nissan Silvia, desprovisto de radio, componentes y demás elementos en los que todo universitario se habría fijado. Fue ahí, asegura, donde confirmó qué era lo que realmente quería su hijo.

‘’Sucede que el diseño o la tecnología no eran mi prioridad, lo único que yo buscaba era correr con ese auto y debutar en las competencias de rally’’, afirma Ramón Ferreyros. Y fue así: Ferreyros debutó en el 83 y participó en cuanto rally veía venir, casi siempre acompañado por su padre, sobre todo en sus participaciones nacionales.

Ahora Ramón Ferreyros Aspíllaga está atento a las organizaciones que hace el CAS, donde está como vicepresidente, aunque, como dicen, la pasión no se pierde y reconoce como mayor logro en el sector automotriz peruano a Ramón.

‘’No ha habido ningún otro piloto peruano que haya tenido tantos resultados fuera del Perú. Los mejores resultados del sector, son los obtenidos por Ramón’’, responde, convencido de lo que dice.

Familia Ferrand

En entrevista, Padre e hijo actúan como un par de amigos: se ríen, se cuentan, recuerdan y opinan. En ningún punto discrepan; de hecho, asienten ante las respuestas de uno u otro, como una especie de aceptación silenciosa.

Fernando F. Malatesta es quien más habla y lanza respuestas sin la necesidad de pensarlo dos veces. En ocasiones mira a su padre mientras responde y este asiente confirmando la información. Tal conexión inmediata, ¿cómo se logra?

autos-padres-pasion-sin-frenos-dia-del-padre-2

Más en TodoAutos.pe: ¿Cómo mejorar la acústica de la cabina de mi auto?

Han de ser los más de veinte años corriendo juntos. Desde el año 95, debutando en Caminos del Inca y sumando en la actualidad un total de 16 caminos y, próximamente, nueve dakares. Vasta cantidad de ¿rallyes? Vacaciones, según ellos.

La historia tiene un inicio y no es precisamente en el terreno deportivo, sino cuando Fernando hijo asistía a las competencias junto a su padre, ambos como espectadores. Más tarde, Ferrand padre entregaría a un jóven Fernando un Ford Taurus del 69’, un sedán verde de cuatro puertas que le abriría las puertas del ‘paraíso’ al experimentado piloto.

‘’Recuerdo que era un auto de siete plazas y andaba en Lima sin licencia, con siete amigos dentro y ninguno llevaba cinturón de seguridad’’, cuenta Fernando F. Malatesta entre risas, mirando a su padre.

En la actualidad, ambos continúan compartiendo la pasión por los autos no solo en el campo de batalla sino también preparando unidades de competencia. Hasta la fecha han entregado un total de 10 ejemplares y todos, afirman, han ganado en sus respectivas categorías.

Por supuesto, la mecánica no es la única de las aficiones compartidas. Fernando padre como Fernando hijo tienen una moto cada uno que la emplean para viajes rápidos dentro de la ciudad. ‘’Moverse con las moto es mucho más rápido y llego a todas mis reuniones de trabajo feliz’’, cuenta Fernando F. M.

Para ambos, el parque automotor ha aumentado demasiado y ello no es compatible con la estructura vial de la ciudad. ‘’Caminando llegas más rápido. Todo está mal hecho y mal programado. Lima no camina, ni siquiera cuando no hay tráfico’’, opina Ferrand hijo.

El escenario es complejo pero los Ferrand tienen otra batalla con la cual lidiar: un Dakar 100% peruano, un terreno que arremetió contra una cantidad generosa de experimentados pilotos en el Dakar pasado y que, en unos meses, no pretende apiadarse de nadie.

Familia Borda

En casa y con una bebé entre manos es poco probable de reconocer a Bruno Borda pero ese es otro de los terrenos a los que el piloto está acostumbrado. Bruno es quien hace las pruebas de manejo o test drive en el canal de TodoAutos.pe y ha probado desde un Volkswagen Golf GTI hasta un Chevrolet Prisma del año.

autos-padres-pasion-sin-frenos-dia-del-padre-3

Más en TodoAutos.pe: Autos Perú: 5 modelos mejor equipados en seguridad de serie

Pero el campo en el que mejor se desenvuelve es en la instrucción de manejo defensivo, sobre todo en zonas mineras. El trabajo lo ha llevado a recorrer gran parte del Perú y fue todo gracias a su padre, Carlo Borda Sbto, ex corredor de rally nacional.

Carlo y Bruno es otro de los vínculos que comparten la pasión por los autos. Desde niño, Bruno se vio seducido por los campeonatos de rally y el mundo off road en gran medida por las competencias en las que su padre corría.

Entre sus participaciones más destacadas están las que corrió en Caminos del inca, desde el año 96 hasta el 2000, siendo en el 99’ la edición en la que participó a bordo de una Ford Ranger, la primera turbo diésel en completar la jornada.

autos-padres-pasion-sin-frenos-dia-del-padre-4

De izquierda a derecha: Bruno Borda, Carlo Borda y Giancarlo Borda (hijo mayor).

Pero también hubo tiempo para ambos. Cuando Bruno tenía apenas 14 años debutó en el Super Prime de La Herradura como copiloto de su padre, acaparando la atención de la prensa al ser el navegante más joven de la competencia.

‘’Ese día no lo voy a olvidar jamás porque estaba en la partida con mi papá y me dice ‘’¡Ya, vamos a salir!'' Y mi papá pone retroceso y sale hacia atrás’’, cuenta entre risas Bruno.

Lamentablemente, Bruno y su padre no lograron correr más de dos años juntos pero trasladaron esa pasión por los fierros, de la competencia hacia el aventurismo, los viajes y el trabajo, escenario en el que Bruno inicia luego de ver a su padre como instructor de Volkswagen.

A la fecha, Bruno ha trabajado con casi todas las marcas que se ofrece en el mercado automotriz y gracias a su experiencia y conocimiento es hoy piloto oficial de TodoAutos.pe, en exclusiva para el segmento test drive.

¡Feliz Día del Padre a todos los seguidores de TodoAutos.pe y amantes de los fierros!

Si quieres recibir nuestro boletín semanal, puedes suscribirte de forma gratuita haciendo clic aquí. Asimismo, no te olvides de seguirnos por Facebook y de suscribirte a nuestro canal oficial de Youtube