Cinco modelos de autos que casi arruinan a la marca que los fabricó

El sector del automotor, existen modelos que arrasaron en ventas y marcaron un antes y un después en la historia de la marca que la fabricó. Pero no todo son aciertos. A continuación, cinco autos que fueron un fracaso absoluto

destacado 6

Más en TODOAutos.pe: Karate Kid: El Ford que le obsequió el maestro Miyagui a Daniel San y mucho más

Hay que tener en cuenta que, por muchos estudios de mercado que se realicen y por muchos expertos que opinen sobre lo que podría triunfar entre determinado público, la teoría no siempre funciona en la práctica. Por ello, en ocasiones los fabricantes se enfrentan a grandes 'chascos' tras haber invertido miles de millones en desarrollar y producir algunos modelos que acaban costándoles la ruina (o casi). Veamos algunos ejemplos:

1- Peugeot 1007

Allá por 2007 la casa francesa lanzaba un modelo con el que confiaban vender entre 150.000 y 200.000 unidades al año entre el público familiar. Se trataba de un monovolumen compacto pensado para la ciudad que mostraba un diseño recogido y contaba con el reclamo de la novedad de unas puertas correderas eléctricas.

Sin embargo, a la hora de la verdad, las cosas no salieron como se esperaban. Resultó que el mecanismo de las puertas era desesperadamente lento y el motor era poco potente. Además su precio tampoco ayudaba, pues al público le pareció demasiado 'caro' para las prestaciones que ofrecía. Por si fuera poco, solo tenía capacidad para cuatro ocupantes.

Así, en lugar de colocar las hasta 200.000 unidades esperadas al año, solo lograron vender 53.000 unidades al completarse su primer año en el mercado. Tras el primer año tampoco se recuperaron, y hasta que dejó de venderse en 2009, con cada modelo que salía del concesionario, Peugeot registraba más de 20,000 dólares de pérdida ya que habían invertido en su desarrollo cerca de 2,300 millones de dólares.

Un gran fiasco para Peugeot que se explica en parte porque en ese momento el auge de los monovolúmenes estaba decayendo y el modelo no cumpía con las expectativas del público. A continuación un comercial donde se destacaban sus puertas correderas como una de sus grandes ventajas.

2 - Cadillac Cimarron

Todo el mundo sabe lo complicado que es cambiar la imagen de marca que los usuarios tienen de una determinada marca tras el paso del tiempo. Por ejemplo, uno relaciona Rolex con relojes caros y de buena calidad, o Porsche con autos deportivos y muy exclusivos.

¿Pero qué pasaría si una marca de lujo como Cadillac decidiera fabricar un modelo al alcance de un comprador medio?

Pues pasa que la marca pierde credibilidad y el modelo no acaba de encajar dentro del público.

5 modelos que casi llevan a la ruina a sus fabricantes cadillac

Eso ocurrió con el Cadillac Cimarron, un vehículo con el que el fabricante estadounidense pretendió entrar en la gama media de vehículos y que supuso un enorme fracaso por varios motivos. El auto en cuestión, puesto a la venta en 1981, tenía un gran 'pero' y es que era muy similar al Chevrolet Cavalier de la época pero más caro y con poco sentido viniendo de donde venía.

Es cierto que contaba con equipamiento extra como asientos de piel (que no encontrabas en el modelo de Chevrolet) pero eso no justificaba que fuera un 40% más caro que su homólogo. De hecho, fue el primer Cadillac en montar un motor de 4 cilindros en décadas y su enorme fracaso estuvo a punto de llevar a la ruina al mítico fabricante.

Desde luego, de errores como este se aprende y Cadillac volvió a fabricar modelos de gama alta, tal y como esperaba su público y el resto de los mortales.

Más en TODOAutos.pe: Los 8 motores más importantes de la historia automotriz

3 - Ford Edsel

Imagínate que eres Henry Ford, corre el año 1957 y en plena época de estrecheces y recesión económica decides apostar por un modelo familiar de precio muy ajustado y le pones de nombre el nombre de tu propio padre: Edsel.

Todo parece muy prometedor, pero la realidad fue muy diferente. El modelo pretendía tener un precio tan ajustado que para ello redujeron tanto los costes que la calidad del producto final dejaba mucho que desear.

5 modelos que casi llevan a la ruina a sus fabricantes ford

Las puertas no cerraban bien, la caja de cambios se calaba, la dirección era imprecisa, emitía mucho humo y, para colmo, su motor V8 de 5,4 litros (sí, un bicharraco) consumía la barbaridad de 30 litros cada 100 kilómetros.

Desde luego el tiro les salió por la culata y no se acercaron ni de lejos a las 200.000 unidades que habían esperado vender el primer año. Tanto es así que Ford perdió 250 millones de dólares en tres años. ¡Imaginen el disgusto de Henry Ford ante tan estrepitoso resultado!

4 - Alfa Romeo Arna

En 1980 vio la luz un modelo que fue bautizado por muchos como el 'auto italiano más feo jamás fabricado'. El Arna, nombre que recibió este pobre auto, fue el resultado de una alianza entre Alfa Romeo y Nissan para fabricar un modelo más económico y utilitario.
Sin embargo, la alianza no funcionó como esperaban las partes implicadas.

Entre los motivos de su fracaso, encontramos que el Arna se construyó sobre la base del Nissan Pulsar, un modelo que estaba ya muy desfasado y, para colmo, bajo el capó se le colocó el motor y la caja de cambio del Alfa Romeo Alfasud, un modelo que había sido criticado precisamente por la falta de fiabilidad de su mecánica.

Como imaginarán la combinación fue un fracaso y solo se lograron colocar poco menos de 28 mil unidades en tres años.

5 - General Motors EV-1

Y por último, cerramos este post con un modelo fabricado por General Motors que fue un increíble fracaso.

El EV-1 fue uno de los primeros vehículos eléctricos fabricados por General Motors allá por 1996 con el que quería marcar la tendencia hacia vehículos más sostenibles (sí, en aquella época ya se miraba hacia la electrificación de los vehículos).

Sin embargo, aunque las intenciones fueran buenas, la realidad no lo era tanto. La marca se gastó la exorbitante cantidad de 750 millones de dólares en desarrollar un modelo eléctrico del que solo se consiguieron vender la ridícula cantidad de 1,100 unidades.

Y si te sorprende este dato, más te sorprenderá saber que más del 70% de las unidades vendidas tuvieron algún problema mecánico grave o acabaron dejando a su conductor tirada ya que el modelo solo te avisaba de que iba a quedarse sin autonomía apenas a un kilómetro de detenerse.

Es decir, que este auto que de por sí tenía poca autonomía (la primera versión apenas llegaba a los 115 kilómetros y la segunda a 250 kilómetros) solo te avisaba de que se iba a quedar sin batería cuando prácticamente ya estaba sin ella. Muy práctico, ¿verdad?

Os dejamos con un vídeo donde se muestra este curioso modelo eléctrico que pudo ser todo un éxtito y se quedó por el camino.

Más en TODOAutos.pe: Los peores modelos de autos de todos los tiempos

Si quieres recibir nuestro boletín semanal, puedes suscribirte de forma gratuita haciendo clic aquí. Asimismo, no te olvides de seguirnos por Facebook y de suscribirte a nuestro canal oficial de Youtube