Lo que dejó el Salón del Automóvil de Buenos Aires 2011

salon_auto_2Fueron días intensos de emoción, asombro y decepción en un solo recinto. El Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires 2011 cerró con muchas novedades, aunque también con grandes ausencias.

 

Hagamos pues un repaso (lo bueno y lo malo) de todo lo que nos dejó este evento-reunión de lo mejor de los fierros.

En un año que para la historia del mercado automotor argentino pinta como el mejor, este salón tuvo como protagonistas a los nuevos bebés, ahora presentados en sociedad, de Alfa Romeo, Chevrolet, Citroën, Fiat, Ford, Peugeot, Renault, Toyota y Volkswagen.

Sin la intención de competir en magnitud con grandes salones mundiales del automóvil como los de París, Ginebra, Tokio o Frankfurt, el Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires 2011, sirvió de pretexto para lucir nuevos modelos mundiales de estas marcas.

Un buen despliegue

Luego de cuatro años de ausencia, Argentina volvió a tener una exposición del automóvil en el calendario internacional. Esta es su quinta edición, aunque en Sudamérica está lejos todavía de Sao Paulo que va por su 50º edición.

En 40,000 m2 de superficie cubierta se distribuyeron los distintos stands de cada marca, lugares donde los visitantes pudieron observar, encandilar y enamorarse de la mayoría de los modelos que las distintas firmas automotrices exponían.

La gente también pudo participar de distintas actividades dedicadas a las cuestiones técnicas y de diseño de los automotores, exhibición de autopartes, lubricantes/aditivos y accesorios. Del mismo modo, en eventos artísticos, culturales y gastronómicos. Y para los más chicos, estuvo disponible una pista dedicada a la educación vial y al disfrute de la presencia de Rayo Mc Queen y su amigo Mate, dos protagonistas de la película Cars 2 de Disney.

Sorpresa

Causó extrañeza que General Motors haya elegido la capital argentina para mostrarte al mundo el nuevo sedán chico llamado Cobalt de Chevrolet. El lanzamiento de este concept fue un factor de prestigio para el Salón. Varios medios internacionales comunicaron la noticia con recelo.

Los stands de las principales marcas tuvieron, en promedio, hasta cinco modelos que se exhibieron por primera vez ante el público argentino. Audi (A6), GM (Cruze Hatchback), Volkswagen (Beetle), Nissan (Versa), Fiat (500 mexicano) y Renault (Duster) llevaron autos que hace escasos meses recién hicieron su debut internacional.

Por último, y dentro de lo bueno, la seguridad y orden fueron eficientes, aunque la excesiva cantidad de público que fue al evento, hizo que los organizadores pidieran, paradójicamente, que eviten llevar sus autos para evitar el congestionamiento.

salon_auto

Las ausencias

Dentro de lo criticable, está el hecho de que haya extrañado a marcas como BMW, Mini, Jaguar, Land Rover, Volvo, Kia, Hyundai, Subaru, Mitsubishi y Chery. Todas ellas fueron afectadas por cuestiones burocráticas y trabas del Gobierno de ese país.

Los argentinos despidieron así este evento del rubro automotor, unos quedaron encantados, disfrutaron de las bellísimas modelos que acompañaban la presentación de autos, y se imaginaron manejando ya uno de los bólidos deportivos; otros echaron de menos marcas famosas de autos y más variedades, pero al fin y al cabo, el Salón del Automóvil regresó a Argentina, y promete para su próxima edición mucho más.