RAV4 2013: La clásica SUV de Toyota ahora más ágil y espaciosa

Los cambios de la RAV4 son notorios a nivel estético y en aprovechamiento de espacio, gracias en buena parte a sus ahora mayores dimensiones.

Nueva SUV R4VA de Toyota

En el marco del Auto Show de Los Ángeles 2012, Toyota lanzó la nueva versión de su camioneta RAV4, modelo que muchos estarán de acuerdo exigía ya un considerable restyling. Y eso es precisamente lo que ha hecho la marca japonesa con este vehículo, pues es apreciable el cambio exteriormente, así como en el espacio interior, equipamiento y detalles técnicos en lo que a tracción se refiere.

Esta es la cuarta generación de la RAV4 desde que Toyota empezó a venderla en 1994. Su diseño exterior hasta la fecha se había mostrado más sobrio que sus competidoras, pero la versión 2013 pretende cambiar la percepción que tenemos de esta SUV. O al menos eso es lo que parece, porque hoy nos ofrece un look más juvenil y aerodinámico que sus antecesoras.

Líneas expresivas y más tamaño

La nueva RAV4 muestra líneas más pronunciadas y ángulos más suaves en todo su contorno, con el resultado de un vehículo de “rostro” más agresivo y divertido a la vez. En el mismo sentido, Toyota cambió la parrilla trapezoidal y plana de esta SUV por una ligeramente en “V” y semi curva, completando el concepto de agilidad del que también forman parte sus faros ahora más alargados, tipo ojo de águila.

Así mismo, a la RAV4 se le añadió un alerón posterior y se le retiró la llanta de repuesto que iba en la puerta de la maletera, escotilla que dicho sea de paso ahora se abre verticalmente y ya no de forma horizontal. A todo esto, debemos mencionar que esta SUV de la fabricante nipona varió también sus dimensiones: 20,5 cm más de largo, 3 cm más de ancho y 2,5 cm menos de alto. El resultado evidente es más espacio interior en esta versión 2013.

Interior optimizado y mejores acabados

De otro lado, también el interior de este vehículo ha sufrido modificaciones. Toyota optó, por ejemplo, por mejorar la visibilidad desde el puesto de conducción colocando un poco más abajo el asiento del chofer. También, según la propia marca, la cabina ha ganado espacio gracias al tamaño ahora mayor de la SUV y al grosor de los asientos delanteros más angosto, detalle que beneficia el desplazamiento en la zona posterior del habitáculo.

Cabe resaltar además que la RAV4 también mejoró la capacidad de su portaequipajes, de 410 a 547 L y, según Toyota, ha sido fabricado con materiales y acabados de mejor calidad. Tampoco se ha descuidado el tablero, detalle que ahora se ofrece visualmente más rectilíneo, con controles de más fácil acceso para el conductor.

Interior de la R4VA 2013 de Toyota

Motorización y tracción variadas

La novedad en cuanto a motorización es la inclusión de una versión diesel de 2.0 L con inyección directa vía common rail, al menos en España. Este motor es capaz de alcanzar 124 hp de potencia y conseguir un consumo de 90 Km por galón aproximadamente (4,8 L/100 Km). La RAV4 2013 se ofrece además en versión diesel de 2.2 L con tracción en las cuatro ruedas y una potencia de 150 hp. Además, viene también en un modo gasolinero de 2.0 L y 151 hp.

Esta nueva versión de la RAV4 incorpora para el mercado español el sistema de control de tracción Integrated Dynamic Drive System. Gracias a esta tecnología, el conductor puede elegir entre tres modos de conducción: uno normal, otro sport y un tercero, bloqueado, es decir con el sistema 4x4 permanente.

No sabemos con cuáles de estas bondades nos llegará al Perú esta nueva RAV4, pero desde ya el diseño y la estética de este clásico de las SUV japonesas ha dado un giro importante. Y más allá de las intenciones de Toyota de hacer de esta camioneta un vehículo más juvenil, pronto sabremos si en nuestro país el concepto calza más con el de nuestros jóvenes o si, por el contrario, conserva  a sus actuales clientes.