Toyota Corolla supera al Ford T y se convierte en el auto más vendido

Toyota Motor Corporation anunció que la producción del Corolla superó los 40 millones de unidades en julio. Repasemos la historia del modelo.

corollaportada

El Toyota Corolla es el auto más popular del mundo. Sorprendente, ¿verdad? Sin embargo, es cierto. Toyota Motor Corporation ha hecho públicas las cifras de ventas de este compacto y, con sus más de 40 millones de unidades, ha superado a carros míticos como el Ford T o el Volkswagen “Escarabajo”.

El auto lleva casi 50 años en producción y se acaba de presentar su undécima edición. Pero es que además sus ventas no han dejado de crecer de manera exponencial. En tan sólo 15 años, Toyota casi ha duplicado el número Corollas vendidos, pues en 1997 la cifra rozaba los 22.5 millones de unidades.

corollainterior1

Fue en 1966 cuando Toyota decidió apostar por un nuevo vehículo compacto. Para su producción, abrió una nueva planta en Takaoka dedicada exclusivamente al Corolla. Dos años más tarde, el modelo se internacionalizó por Asia y Oceanía gracias a dos nuevas fábricas en Australia y Malasia. Ambas creaban versiones específicas del carro para estas regiones.

En 1970, y tras conquistar el mercado estadounidense, Toyota ya había demostrado con creces que se podía fabricar un carro de excelente calidad y venderlo a un precio razonable. Tan solo le llevó dos años convertirse en el auto más vendido en EEUU y la firma se colocó en segundo lugar a nivel mundial de importadores, únicamente por detrás de Volkswagen.

corollainterior2

A lo largo de la historia, el Corolla ha demostrado ser un auto muy versátil. Siempre de tamaño reducido, este modelo empezó como sedán de dos puertas en los 60 y de ahí comenzó a recortar su parte posterior hasta transformarse en un hatchback, la carrocería ochentera por antonomasia. En la década de los 90, Toyota fabricó un Corolla sedán y otro hatchback, para establecerse como vehículo deportivo en los 2000. Hoy en día vuelve a ser sedán.

Actualmente, el Toyota Corolla se fabrica en 16 países para luego venderse en 150. Al parecer, la apuesta de la marca nipona por un vehículo que pretendía cubrir las necesidades cambiantes de los ciudadanos, buscando cada vez mayores niveles de calidad, sigue siendo una buena fórmula para liderar la venta de autos en toda la historia.