Taxis voladores: Tel Aviv sería la primera ciudad en tenerlos

La capital israelí tratará de incorporar vehículos de dos asientos que circularán por rieles situados seis metros por encima de las calles.

taxis-voladores

Cada vez se acerca más ese futuro retratado por algunos escritores y directores de cine. Y el próximo paso parece que lo dará Israel gracias a la tecnología desarrollada por la empresa estadounidense SkyTran.

Dicho país, sabiendo los problemas de tráfico que existen en su capital, Tel Aviv, pretende dar un giro y convertir la ciudad en un referente mundial no sólo en avance tecnológico, sino también en ecologismo. Por eso, el gobierno negocia con SkyTran la adquisición de un sistema de taxis ligeros voladores capaces de alcanzar los 241 Km/h.

Este transporte funciona gracias a la tecnología creada por dicha empresa en colaboración con especialistas de la NASA. El vehículo se desplaza a través de una catenaria (barra superior) manejada magnéticamente bajo un monorraíl colocado a unos seis metros por encima de las calles.

Además de aliviar el tráfico en la capital, se pretende que estas naves sean construidas a partir de materiales compuestos alimentados por electricidad, por lo que Tel Aviv quiere ponerse a la cabeza en cuanto a transporte ecológico. Aparte, los diseñadores explican que el monorraíl estará equipado con paneles solares.

Los paraderos se compondrán únicamente de una plataforma a la que se accederá por una escalera. Al acercarse a la estación, el taxi que tenga que parar y pasar al andén secundario para no frenar a los demás. Asimismo, dispondrá de un sistema para que un pasajero pueda llamar a un taxi volador a través de una aplicación del celular directamente desde el paradero.

Aunque pueda asustar la velocidad que se cree que alcanzarán los carros, los ingenieros estadounidenses advierten de que, en las condiciones reales de la ciudad, la velocidad será mucho menor.

Actualmente, la municipalidad de Tel Aviv está estudiando los pros y los contras de la implementación del servicio a través de una compañía externa. La misma supervisará la introducción del sistema en caso de que se aprobase la compra. El costo estimado será de 50 millones de dólares y servirá para construir la primera línea de sólo 6,5 kilómetros de largo. Según los ingenieros, implementar el sistema tardará unos 18 meses desde su aprobación.

Y aunque a simple vista se pueda pensar que será un servicio caro para paliar la inversión, la municipalidad está dispuesta a ofrecerlo a un precio más barato que el de un taxi convencional para promocionar su uso.

Fuente: Teinteresa.es