Algunos datos curiosos sobre los autos de Fast and Furious

A continuación te mostramos esos pequeños secretos que no conocías de esta genial saga para que los compartas con tus amigos.

Vin-Diesel-Fast-Furious-6-ok

 “Fast and Furious, Fast and Furious, Fast and Furious”, es lo único que escuchas en cualquier lugar, y es que luego del estreno de la sexta parte de esta saga en nuestro país, que ya ha sido vista por más de 300 mil personas, parece que no hay nada más de qué hablar. La adrenalina, la emoción, los giros impresionantes y el drift casi casi saltan de la pantalla.

Por eso, sabiendo que no te quieres quedar atrás, te traemos la información precisa que te hará quedar como todo un conocedor ante tus amigos.

¿Sabías que…?

En la primera película de “Rápidos y Furiosos” se utilizaron mayormente modelos de autos japoneses, contabilizándose hasta 60 y en la película puede verse cómo en la placa figura la palabra: “Year One” en cada uno de ellos.

Para la segunda película de “Fast and Furious” se realizó una convocatoria en la Costa Oeste en una especie de “casting de autos” para que salieran en una escena en de parqueo. El día señalado hubo atascos en la zona porque llegaron más de 700 vehículos.

En la tercera película, “Tokio Drift”, que es una precuela de dicha saga, el protagonista maneja un Nissan 350Z en la carrera final. Debido a las complicadas maniobras que tenían que realizarse, en especial los drifts, la mayoría de autos Nissan terminaron totalmente destruidos.

En la quinta parte, los autos japoneses son reemplazados por autos americanos como el Dodge Charger y el Challenger que también fueron sacrificados a miles para las diferentes escenas. Esto ha sido una constante en toda la saga.

Finalmente, en la última entrega, Rápidos y Furiosos 6, se multiplicaron las jaulas de seguridad en todos los autos por los continuos accidentes que se sucedían. Además, la producción decidió comprar cerca de una decena del mítico Ford Escort y adivinen qué pasó al final…

Bonus: Vin Diesel ha dicho que quiere filmar una séptima entrega en nada menos que… ¡Los Caminos del Inca! A prenderle velitas al santo para que venga pues…

Fuente: es.autoblog.com  y foxcrime.es.

Foto: Filmofilia.com