Menos peso, misma eficiencia: los futuros muelles de plástico de Audi

Buscando alternativas para reducir el peso de sus autos, Audi viene trabajando en la implementación de muelles más ligeros.

muelles1

La tendencia de los últimos años en la industria automotriz es a reducir el peso de los vehículos. Los fabricantes de autos buscan la manera de reemplazar algunos materiales por otros que, cumpliendo la misma función (con la misma eficiencia), sean bastante más ligeros. Aunque al principio esta búsqueda de aligerar peso se aplicaba en los componentes del cuerpo del auto, ahora también se ha empezado a fabricar autopartes diversas con materiales alternativos.

Así, por ejemplo, el resistente metal con el que eran hechos los muelles del auto será remplazado, en unos años, por un material que usamos de manera cotidiana, día a día: el plástico. Esa, al menos, es la noticia que ha estado circulando por algunos medios, luego de que Audi anunciara que ha invertido una fuerte (y billonaria) suma de dinero en investigación y desarrollo de los nuevos muelles hechos de plástico. Pero, ¿cómo el plástico podrá resistir lo mismo que el metal?

Pues, porque el material empleado no es exactamente plástico. El material utilizado para los muelles es una resina llamada “epoxy”, un tipo de plástico muy empleado en la fabricación de adhesivos, más resistente y caro que el vinilo (PVC). Además, el muelle cuenta con un recubrimiento de fibra de vidrio que, se ha demostrado, resiste perfectamente las cargas de torsión.

El núcleo mismo del mueble es elaborado con fibra de vidrio. Las fibras se enlazan en forma de hélice y son pegadas con la resina “epoxy”, para luego el núcleo ser recubierto con fibra de vidrio entrelazada. Luego de un proceso de elaboración del “alambre” del muelle (utilizando aleación de metales), el material se endurece en un horno a temperaturas de más de 100 grados, con lo que el núcleo se derrite. Bajo este sistema es que Audi se encuentra en la fabricación de prototipos, planeando una próxima implementación en futuros autos.

muelles2

El proyecto de Audi es utilizar estos muelles de fibra de vidrio en el Audi R8 e-tron, modelo que saldrá al mercado a inicios del año 2013.

La gran ventaja que otorga este material es que el peso disminuye considerablemente: alrededor de un 40%, lo que equivale a 1 kilo por cada muelle. Los colores de los muelles son amarillos y verdes claros, como si fueran luces de neón, porque la compañía alemana planea darle un “look” futurista a sus nuevos autos. Se proyecta reducir el tamaño utilizado por los muelles de metal, teniendo la misma capacidad de resistencia.

Este proyecto es una iniciativa del ingeniero Joachim Schmitt, quien menciona que hubo mucho escepticismo frente al proyecto en un inicio: “Al principio, muchos de mis colegas dudaban del éxito del proyecto. Pero desde el principio, el material FRP está demostrando ser una excelente elección. Es absolutamente inmune a la corrosión, incluso si resulta golpeado por piedras que saltan de la carretera, y también resiste a productos químicos, como los que se utilizan para la limpieza de las ruedas. La fabricación de resortes de FRP consume menos energía que la de los muelles de acero, y su utilización reduce el peso de un vehículo como el actual Audi A4 en unos cuatro kilogramos. Un notable paso hacia delante”.