Termostato: ¿Por qué no debemos retirarlo del auto?

Desde siempre se han concebido historias sobre la importancia -o no- del termostato. Por ello, en TodoAutos te diremos la verdad sobre esta pieza clave del vehículo.

termostato-por-que-no-debemos-retirarlo-del-auto

Vayamos por lo primero, ¿qué es el termostato? Se trata de una válvula que regula el flujo del líquido refrigerante al radiador para mantener en óptima temperatura el motor de nuestro vehículo. Lo ideal es que el indicador de temperatura no baje de los 90º C, como puedes ver en la imagen.

termostato-por-que-no-debemos-retirarlo-del-auto-1

Ahora bien, la regulación de este fluido se realiza a través de la apertura y cierre del dispositivo. Una vez que el motor alcanza su temperatura óptima de funcionamiento, el termostato se dilata y permite el paso del refrigerante.

En ocasiones, el termostato se queda cerrado y no permite el flujo hacia el radiador, por lo que el motor tiende a recalentarse y, en el caso extremo, llega a fundirse. Por otro lado, puede ocurrir lo contrario -termostato abierto- y el motor no alcanza su temperatura optima de funcionamiento, generando un desgaste prematuro del mismo y sus componentes.

Además, el sensor de temperatura del refrigerante tiende a inyectar más combustible para compensar la baja temperatura ¿el resultado? mayor emisión de contaminantes y un rendimiento de combustible más alto.

PERO HAY QUIENES LO RETIRAN

Por lo general, existen dos razones por las que un conductor decide retirar el termostato de su vehículo:

-La primera se da generalmente durante el verano porque en esta época el auto tiende a sobrecalentarse y consideran que ‘’retirar el termostato es lo mejor’’ para que no recaliente el vehículo y la aguja del indicador vaya debajo de la mitad.

-La segunda razón está relacionado en que algunos vehículos no presentan el radiador en buen estado y optan por sacar el termostato para evitar que su vehículo se sobrecaliente.

Si te identificas con alguna de las ‘justificaciones’ mencionadas, debes conocer estas consecuencias de retirar el termostato del vehículo:

  • Se genera un mayor desgaste del motor.
  • Futuras grietas en la culata.
  • La marcha mínima es más alta.
  • Se produce un mayor consumo de combustible.

De hecho, al no retirar el termostato estás ayudando a que:

  • El vehículo alcance y trabaje a su temperatura ideal.
  • El sistema de inyección electrónica de gasolina mantenga un buen funcionamiento.
  • La computadora ingrese al modo de circuito cerrado y tome control de la inyección de combustible, optimización de la entrega de gasolina, marcha mínima, entre otros.

¿NO IMPORTA EL VERANO?

termostato-por-que-no-debemos-retirarlo-del-auto-2

Si bien es cierto, nunca faltan algunos ‘’expertos’’ que recomiendan quitar esta válvula para que el auto no se recaliente y el motor trabaje a una temperatura más baja; sin embargo, esta época no debe ser un factor determinante para sacar el termostato del circuito.

De hecho, si se cuenta con un buen sistema de refrigeración (aquí entra a tallar mucho el mantenimiento preventivo) como buen radiador, buenas mangueras, óptima bomba de agua y un adecuado refrigerante, por más que tenga el termostato, el vehículo no se va a recalentar.

Ten en cuenta que quitarle el termostato a la unidad solo es una forma más fácil pero mala de solucionar un mal funcionamiento del sistema de refrigeración. Cuidado con las consecuencias.

Más en TodoAutos.pe…

Si quieres recibir nuestro boletín semanal, puedes suscribirte de forma gratuita haciendo clic aquí. Asimismo, no te olvides de seguirnos por Facebook y de suscribirte a nuestro canal oficial de Youtube