Consejos para reconocer si un cuentakilómetros ha sido modificado

Si vas a comprar un auto usado es importante que lo hagas en un lugar de confianza ya que podrías llevarte más de una sorpresa a posteriori. Uno de los ‘fraudes’ más comunes es el de modificar el odómetro para que parezca que el auto ha recorrido menos kilómetros de los que en realidad tiene. A continuación te damos algunos consejos para evitar caer en esta estafa.

Consejos para descubrir un cuentakilometros modificado 3

Ya sea que el odómetro tenga un cuentakilómetros digital o mecánico existen formas de 'trucarlos' para que muestren una cifra diferente a la real y así engañar al posible comprador sobre la antigüedad y el uso que se le ha dado al vehículo. 


Esta práctica es ilegal pero por desgracia es bastante común por ser una práctica relativamente sencilla.

Es posible que pienses que los cuentakilómetros mecánicos presentes en los autos más antiguos son más sencillos de alterar y por tanto más susceptibles al fraude, pero lo cierto es que los digitales son igual de fáciles de alterar, con lo que cualquier auto podría haber sufrido esta modificación.

En el caso de los cuentakilómetros digitales, los estafadores utilizan dispositivos especiales que pueden encontrarse en internet sin problemas. Normalmente estos aparatos se utilizan en los talleres mecánicos para volver a calibrar un odómetro malogrado, pero los malhechores los utilizan para que muestren un kilometraje inferior del real y así 'estafar' al comprador.

Pasos para comprobar si un cuentakilómetros ha sido modificado

Consejos para descubrir si un cuentakilometros ha sido modificado

  • Solicita al vendedor la documentación del vehículo. Revisa si el kilometraje que aparece en la documentación coincide con la del odómetro. Presta especial atención a signos como borrones o cambios en el color de la tinta para saber si se ha modificado el documento.
  • Pide registros de mantenimiento y revisiones mecánicas ya que cuando llevas el auto a las revisiones correspondientes, se suele anotar el kilometraje en ese momento. Revísalo y comprueba el kilometraje en esos documentos. Si el vendedor dice que no tiene ningún registro, probablemente no sea buena señal. 
  • Busca señales de desgaste en el interior. Las partes que más se desgastan por el uso con los pedales, el cambio de marcha, el volante y el asiento del conductor. Si este desgaste es muy pronunciado pero el cuentakilómetros muestra un valor reducido, es posible que se trate de una estafa. 
  • Además de los elementos más visibles (que por otro lado el comprador podría haber cambiado por unos nuevos), es interesante que revises también el estado de los discos de freno. Ten en cuenta que estos suelen tener una vida útil de unos 100,000 kilómetros. En ese caso, si el auto que vas a comprar indica que tienen 50,000 kilómetros pero los discos están nuevos o tienen muy poco desgaste es señal de que los han cambiado ya, y por tanto tienen más de 100,000 kilómetros. Esto no es exacto pero sí puede darte una pista de la antigüedad del auto. 
  • En un cuentakilómetro analógico la forma más sencilla es revisando si los números están perfectamente alineados. Si están algo torcidos o se mueven cuando golpeas el cuentakilómetros, es señal de que algo anda mal. 
  • Otra forma de comprobar si un cuentakilómetros analógico ha sido modificando es revisar los tornillos que sostienen el cuadro de mandos en busca de pruebas de haber sido abiertos o si tienen plásticos mal encajados o pintura retirada. 

Consejos para descubir si un cuentakilometros esta modificado 2

  • Maneja el auto y revisa su respuesta en la vía. Antes de decidirte por comprar un auto usado siempre recomendamos que, además de revisarlo al detalle, lo manejes durante al menos media hora para poder comprobar si existen problemas o sonidos extraños que puedan indicar averías. Observa si la dirección, los cambios y los pedales funcionan correctamente, y todos los aparatos eléctricos y mecánicos del auto presentan un estado correcto. Si observas, por ejemplo, que la palanca de cambios está demasiado holgada, es posible que el auto tenga bastantes kilómetros a la espalda.


Si tienes alguna sospecha de que el auto pueda haber sido alterado, llévalo a un taller de confianza y haz que el mecánico lo revise y te dé su opinión experta sobre este tema. Así saldrás de dudas y podrás comprar el auto con mayor tranquilidad.

Más en TODOAutos.com

Malos hábitos que acortan la vida útil de nuestra batería

¿Ruidos en la carrocería? Sika nos dice cómo detectarlos y silenciarlos 

Filtro de aire: ¿Por qué es importante?

Si quieres recibir nuestro boletín semanal, puedes suscribirte de forma gratuita haciendo clic aquí. Asimismo, no te olvides de seguirnos por Facebook y de suscribirte a nuestro canal oficial de Youtube