Frenos: 5 malos hábitos que malogran y deterioran este sistema

Después del embrague, los frenos es uno de los sistemas que más sufre con algunas de nuestras costumbres al conducir un auto. Estas prácticas pueden llevar a que las piezas de dicho mecanismo se desgasten prematuramente o se malogren por completo. Ante tal situación fuimos en busca de Frenosa, uno de los mejores especialistas en el mercado, para identificar estos malos hábitos y mostrarte lo que no debemos seguir haciendo.

frenos mantenimiento

Si vas a pisar el (pedal) freno… ¡Písalo bien!

Muchas veces, antes de entrar a una curva, la mayoría suelen tocar levemente el freno buscando desacelerar progresivamente su vehículo. Para Frenosa este mal hábito al conducir un auto no funciona y solo provoca acortar la vida útil de las pastillas (adelante) y zapatas (atrás). Lo más recomendable es dejar de acelerar unos metros antes, luego pisar el pedal de manera gradual y decidida, así se conseguirá disminuir de forma efectiva la velocidad.

Evita pisar el pedal demasiado tiempo

Si pisar suavemente el pedal está mal, pisarlo por demasiado tiempo tampoco es un buen hábito de conducción. Para Frenosa, esta mala práctica no solo genera un desgaste prematuro en las pastillas y zapatas también deteriora el líquido de freno. Además, deforma los discos y tambores que luego se manifestarán en vibraciones en el volante. Recuerda que es más barato cambiar las almohadillas que reparar o cambiar un disco.

No abuses de los frenos

Especialmente si estás bajando de una pendiente. Este mal hábito, para Frenosa, es tan común entre los conductores que incluso entre ellos lo recomiendan como una de las técnicas más efectivas en descensos prolongados, pero no lo es. Por eso el especialista nos recuerda que un uso excesivo de los frenos los sobrecalienta tanto que los cristaliza, afectando la porosidad de las pastillas, lo que derivará en una agarre (al disco) y frenado deficiente.

Modera tu forma de conducir

Uno de los hábitos al conducir un auto que más afecta a los frenos es un manejo agresivo. De acuerdo a Frenosa, las repentinas aceleradas y fuertes frenadas son una práctica que a largo plazo terminan con la vida útil no solo de las pastillas y zapatas si no también con otros mecanismos del vehículo dando pie a reparaciones costosa. Lo ideal es manejar tranquilo (para evitar las detenciones bruscas) y pisar el pedal de freno de manera progresiva y suave.

Cuídalos y ellos cuidarán de ti

A pesar que su correcto funcionamiento es vital para todos los ocupantes del vehículo, su mantenimiento suele ser relegado a un segundo plano y muchas veces la mayoría espera hasta que el sistema presente alguna falla o lo somete a reparaciones poco profesionales solo para abaratar costos. Para Frenosa, esta actitud es peligrosa porque aumenta las posibilidades de los conductores de sufrir un accidente de tránsito

Más en Todoautos.pe

6 Cosas que todo conductor nuevo debe saber hacer
Trucos para alargar la vida útil de tu auto
Cinturones de seguridad: ¿Es necesario su mantenimiento?

Si quieres recibir nuestro boletín semanal, puedes suscribirte de forma gratuita haciendo clic aquí. Asimismo, no te olvides de seguirnos por Facebook y de suscribirte a nuestro canal oficial de Youtube